Friday 24 de March de 2017

Plurinominales: premios de consolación

     1 Mar 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El desgaste en el que están inmiscuidos los partidos políticos para definir quienes serán incluidos en las listas de diputados y senadores plurinominales, tradicionalmente han servido como premios de consolación a excandidatos a gobernador, exprecandidatos a la Presidencia, exdirigentes de los Comités Ejecutivos Nacionales o exdiputados y exsenadores según sea el caso, una repartición de espacios de “representación” que no cumplen con la finalidad para la que fueron creadas.
La intención al crear la figura de plurinominales, es decir, aquellos que no son elegidos mediante el voto directo de los ciudadanos, sino por medio de una lista que cada partido entrega al órgano electoral, tienen la finalidad de que aquellos partidos con menor número de votos, lleguen a tener representación; en suma, un lugar para las minorías en un Estado democrático. Desde 1977 se ha contado con esta figura de legisladores plurinominales (1996, senadores) por lo que en ese momento histórico del país, que nunca había tenido la alternancia, ni una pluralidad que permitiera una posibilidad equitativa de acceder al poder, era necesario darle voz en el congreso a las minorías partidistas.
Hoy en día, con una democracia en proceso de consolidación, por la llegada de la alternancia política, posibilidades reales de acceso al poder por los distintos partidos políticos, mayor conocimiento de los derechos políticos por parte de los ciudadanos, así como una mayor transparencia, surge el cuestionamiento sobre el trabajo de los legisladores, y más aún de los plurinominales.
En lugar de ser premios de consolación, deberían integrar cuadros ciudadanos que favorezcan y fortalezcan el debate parlamentario, que aporten en las iniciativas estructurales que México necesita, espacios que recuperen los mejores cuadros de la sociedad, así como a minorías que requieren de voz y voto en el Congreso de la Unión. Hay quienes opinan que se deben eliminar los plurinominales y ser elegidos mediante el voto directo igual que los demás, manteniendo el mismo número de diputados y senadores; otras voces opinan que de los 500 diputados, debemos reducir a 300, eliminando todos los que tengan la condición de plurinominales; y otra parte considera que se reduzcan a 100 plurinominales y contar con 400, lo que permitiría obtener mayorías y lograr los acuerdos necesarios.
Coincido en que los plurinominales se deben reducir, o en dado caso, si siguen siendo premios de consolación se eliminen, pero si se reduce, que los espacios sean para ciudadanos comprometidos con su país, con su trabajo, experiencia, estudios, y que aporten al proceso de consolidación democrática, que puedan dar la cara y tener vergüenza al saber que representan a millones de mexicanos que esperan que su trabajo contribuya a mejorar el país.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos AC
Twitter @jfdelreal
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.38
Venta 20.88

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad