Tuesday 17 de January de 2017

Poco margen para aumentar gastos

Perspectivas

     22 Oct 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Cada año por estas fechas, cuando toca generar el presupuesto del país, surgen las ideas geniales para darle a todo mundo más dinero.
El único problema es que no hay recursos para que esos sueños se hagan realidad.
Las cuentas son muy claras: México recauda vía impuestos el equivalente al 10% del Producto Interno Bruto (PIB); por ingresos petroleros se recibe otro 8% del PIB y hay un déficit de 2% del PIB.
Eso permite que el gasto total sea el equivalente del 20% del PIB.
La única forma de mover esos cifras es realizar una reforma fiscal, que contemple cambios fundamentales en materia de ingresos y de gastos y habría que empezar por los ingresos.
Cuando se habla de una reforma tributaria siempre se piensa que se trata de pagar menos o de hacer más fácil el pago de los impuestos. La realidad es que una reforma tributaria debiera tener como meta aumentar la recaudación de 10% del PIB a cuando menos 18% del PIB y eso significa dos cosas: combate a la evasión fiscal, lograr que quienes ahora no pagan lo hagan y, necesariamente, reducir drásticamente las exenciones en alimentos y medicinas si se habla de Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) o de tasas impositivas para el sector primario y del transporte, si se habla de Impuesto Sobre la Renta (ISR).
Como quiera que se vean las cosas, una reforma tributaria significa sacar dinero de los bolsillos de los ciudadanos y de las empresas y meterlo a los bolsillos del gobierno.
Sería el único camino para darle más presupuesto a estas y a los municipios; para gastar más en salud y en infraestructura urbana o en agua potable, por ejemplo.
Y dado que esa reforma no se ha hecho y ni siquiera está sobre la mesa, es posible pronosticar que el presupuesto para 20013 será muy similar en montos al de este año.
Es decir, algunos Estados recibirán algo más dinero, en la medida que tengas proyectos; otros, sufrirán reducción de 2 a 3%, pero es imposible esperar un presupuesto novedoso que modifique drásticamente las cosas.
Lo único que podría esperar, y lo más probable es que no suceda, es que se cierren las puertas a miles de millones de pesos que se tiran a la basura por falta de supervisión y rendición de cuentas, porque se aplican en programas sin un propósito claro o lo que es muy común, porque parte del presupuesto es secuestrado por organizaciones con el poder político para convertir dinero público en recursos privados.
En materia de gasto hay falta de rendición de cuentas y carencia de propósitos claros en el gasto que se ejecuta en muchos rubros.
Fuera de eso, nada más podría sufrir transformaciones de fondo.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.

*Periodista
luemer@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad