Thursday 23 de March de 2017

Poder y no poder

     9 Apr 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Durante 12 años los gobiernos panistas se encargaron de no sólo mochar las alas del águila presidencial, literal, sino de comportarse con timidez ante circunstancias en las que el poder no admite actitudes timoratas. Distinguirlo, es diferenciar fuerza, poder, dominación, autoridad y coerción.
Hay que apreciar al poder como una facultad más amplia que la autoridad; Max Weber dice que en la medida en que el poder se ejerce por medio de la fuerza y la coerción, distingue entre el mero ejercicio del poder y la relación de dominación. Dos puntos sustanciales para ver con mayor detenimiento lo que pasa con la administración del PRI de Peña Nieto y los 12 años panistas de Fox y Calderón.
¿Por que el PAN no pudo con las reformas legislativas, con los machetes del Aeropuerto, con la guerra contra el narcotráfico, con las marchas de los maestros, con Elba Esther Gordillo quien pidió la cabeza de Josefina Vázquez Mota y se la concedieron, con los caciques, con la corrupción, etcétera? Por una razón fundamental, por la falta de autoridad; y esta no lo da per se el poder. La autoridad se logra, en este caso, con la persuasión.
Los pactos priístas al más puro estilo salinista lo han logrado. Lo que vimos hace algunos días cuando las fuerzas policiacas disuadieron la manifestación de los maestros en la Autopista Del Sol fue una lección de autoridad. Una gran mayoría de personas estuvo de acuerdo en que se realizara un operativo así. Y qué decir de la aprehensión de Elba Esther Gordillo que ha servido de campanazo al gobierno peñista.
Es decir, el presidente Enrique Peña Nieto, sin hacerle el caldo gordo porque tiene más puntos negativos que ya iremos comentando, se ha ganado la autoridad en la Presidencia de la República, sin que eso signifique que no pueda abusar del poder. Hasta ahora ha sido persuasivo para lograrlo, además de estratégico. Ha sabido mover bien las piezas del ajedrez. No sólo ha logrado que dirigentes destacados del PRD y del PAN lo apoyen, sino que logra el respeto y simpatía de una amplia mayoría en las Cámaras de Diputados y de Senadores, incluidos, por supuesto, los de su desangelado partido.
El PRI ha regresado al poder con las prácticas coercitivas que lo caracterizó durante 71 años, pero ahora añade el componente que toda democracia necesita para mejorar: persuadir. Es decir, si las apreciaciones de Weber no se equivocan, obtener autoridad mediante el ejercicio del poder. Y no lo que Fox y Calderón hicieron, obtener poder con autoridad. Un juego elemental que ahora le ha dado puntos al equipo de Peña Nieto. De ahí que el fin de semana una gran cantidad de personas hayan estado de acuerdo para desalojar a los maestros de la Autopista Del Sol, algo que con Fox o Calderón hubiera sido imposible.

*Periodista freelance
Director de elhorizontal.com
edgarfelix@elhorizontal.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.02
Venta 19.52
€uro
Compra 20.47
Venta 20.97

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad