Friday 20 de January de 2017

Postproducción

     3 May 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El crítico y curador Nicolas Bourriaud publicó en 2001 el ensayo Postproducción, en el que analiza las prácticas del arte contemporáneo con la intención de establecer una tipología del mismo.
Comienza por aceptar que las prácticas actuales, como la apropiación del trabajo de otros artistas, no son nuevas. En los años sesenta, prácticas como el performance o el ready made, que apareció a principios de ese siglo, tenían como objetivo explorar y cuestionar los límites del arte.
Hoy, estas formas de arte siguen usándose, pero los artistas contemporáneos no utilizan esas formas para experimentar el estatus del arte, sino para analizar la realidad.
La pregunta que guía la producción artística contemporánea no es ¿qué cosas nuevas puedo crear?, sino ¿qué se puede hacer a partir de lo que tengo?, ¿cómo crear nuevos sentidos o significados a partir de los objetos y referencias que hacen nuestra vida cotidiana?
Las prácticas artísticas se han alejado de la producción de nuevos objetos, para colocarse en la postproducción. El término proviene del vocabulario técnico usado en la televisión, el cine y el video.
Se refiere a una serie de procesos aplicados al material grabado previamente: edición, regrabación de audio, títulos, efectos especiales, etc. En el arte, las prácticas de postproducción corresponden a la apropiación y el uso de objetos tomados de otros artistas, objetos encontrados, o que son el resultado de procesos industriales.
Podría pensarse que al usar objetos preexistentes, el artista pierde su carácter como creador, sin embargo, el consumo es también una forma de producción. Un objeto, cualquiera, está terminado hasta que es consumido.
Para ilustrarlo, tomemos como ejemplo un vestido. Un objeto de tela es un vestido cuando alguien lo usa con esa finalidad.
El consumidor actúa como productor cuando toma el vestido y lo utiliza como cortina: entonces un vestido ya no es un vestido. El consumidor es un creador clandestino: el uso es siempre una re-interpretación del objeto.
Algunas prácticas del arte contemporáneo se basan en crear protocolos que transformen la forma en que usamos estos objetos y las estructuras utilizadas para presentarlos.
Al cambiar nuestra relación con los objetos y sus mecanismos de presentación, el arte se convierte en una forma de trazar nuevos caminos a través de la cultura y sus códigos.
Las obras de arte no son el final de un “proceso creativo”, no son la materialización de la subjetividad de su autor, ni un producto terminado para ser contemplado.
Este cambio, según Bourriaud, implica una transformación radical en el papel de la obra de arte. Es el resultado del consumo cultural del autor, y su significado será el resultado de la negociación entre éste y el público.
Las obras de arte contemporáneo son un mapa de navegación, un generador de actividad y conocimiento. Funcionan como un nodo temporal en una red de elementos interconectados. No son el punto de llegada, sino un eslabón en una cadena infinita de reinterpretaciones.

*Coordinador del Muno




Lo más leído
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Trump presta juramento como 45to presidente de EU  
Preparan investidura de Trump como presidente; llegan personalidades 
Asumen cargos nuevos titulares en el municipio 
'Hoy será recordado como el día en que la gente tomó el poder de esta nación otra vez': Trump
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Mineros enfrenta a los Alebrijes en la Fecha 4 del Ascenso MX
Alarma a bomberos y vecinos incendio dentro de un lote 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.19
Venta 23.69

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad