Saturday 21 de January de 2017

Profesor, todo el siglo

Para Alma Delia Guerrero Aguilar, dedicada a la docencia

     31 Jan 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Joaquín Belloc es el tercer hombre de izquierda a derecha que aparece en la fila superior.
Joaquín Belloc es el tercer hombre de izquierda a derecha que aparece en la fila superior.

En enero de 1912, la actual Plaza de Armas era un lugar con árboles y jardineras.
La casa de su extremo norte, estaba recién restaurada. Los elementos arquitectónicos y su carácter de residencia oficial la significaban como uno de los referentes del progreso material alcanzado en Zacatecas.
En la casa vivía J. Guadalupe González (abogado, casado, 49 años). La estancia era una correspondencia a su condición de gobernador.
Los otros vecinos del Jardín Hidalgo eran Manuel Sescosse (ensayador, viudo, 30 años), Eusebio Carrillo (abogado, viudo, 65 años) y Rodolfo Villalpando (abogado, casado, 37 años).
Al extremo sur del denominado Jardín Hidalgo estaba (está) la Catedral de la Diócesis Católica. El obispo Miguel de la Mora (ministro de culto, soltero, 38 años), era como el gobernador, un recién llegado a la ciudad. Ambos asumieron el cargo un par de meses atrás (mayo de 1911).
Frente a la Catedral y el Jardín Hidalgo estaba la Biblioteca Pública. Esta augusta institución ocupaba uno de los salones del primer piso de la Casa del Estado.
Compartía domicilio con los poderes Legislativo y Judicial.
Además, dicho establecimiento era tanto como el Instituto de Ciencias y la Escuela Normal, pues mantenía su perseverante carácter de generador de nexos sociales vinculados a través de los impresos (práctica de la lectura, discusión de textos y adquisición de conocimientos).
El director de la biblioteca era don Joaquín Belloc (preceptor, viudo, 78 años). Previo a ocupar el cargo, que le permitía ojear e inscribir los impresos en el catálogo público, se desempeñó como un feligrés de la docencia.
Estaba activo desde la década de 1860, situación que lo acreditaba como el decano en la enseñanza zacatecana y como el perviviente profesor del siglo 19.
Por cierto, en él último trimestre de 1911, a la biblioteca asistieron cerca de 600 lectores.
De ellos, 19 eran foráneos y nueve extranjeros.
Esto significó que al lugar acudió un promedio de seis personas diarias.
Los impresos más solicitados fueron los de Literatura, le siguieron los de Ciencias, Artes, Historia, Derecho y Teología.
En el mismo periodo (octubre-diciembre de 1911), al acervo se integraron obras estadounidenses (Boletín de la Biblioteca Pública de Nueva York); francesas (la 12 edición del “Tratado de Biología”, de Félix le Dantee); gubernamentales (La Constitución, Periódico Oficial de Sonora); y políticas (El Tiempo, diario católico editado en la Ciudad de México).

*Historiador y profesor universitario




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad