Monday 16 de January de 2017

Propósito de año nuevo

     20 Jan 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Además de convivir con la familia, comer bien y leer aquellos libros que siempre están a la espera de ser abiertos en periodos vacacionales, en las pasadas fechas navideñas tuve la oportunidad de ver noticieros televisivos con más frecuencia que de costumbre. Me sorprendió la predominancia de notas rojas sobre nuestro país en los canales de Estados Unidos y de España.
Es cierto que México está pasando por un momento muy difícil y que la muertes violentas son el pan nuestro de cada día, pero en nuestra nación suceden también muchas otras cosas positivas de las que no dan cuenta los noticieros.
No sé si ello se debe a cuestiones económicas (las notas rojas se venden mejor porque responden al morbo de la gente, dicen los especialistas) o, bien, por inercia, flojera o comodidad de quienes producen los telediarios, ya que resulta más fácil repetir lo que las agencias informativas señalan que investigar sobre otros aspectos de la vida mexicana.
Gran parte de la culpa la tienen los medios mexicanos, que sólo atienden el lado negativo de la sociedad. Si alguien analiza en internet lo que actualmente realizan los jóvenes escritores de provincia, por ejemplo, se sorprendería del dinamismo literario, la amplitud de temáticas que se abordan y la calidad de las obras que cuentan con reconocimientos internacionales.
Sin embargo, si después de hacer ese ejercicio se revisan los periódicos y los noticieros, las notas sobre el quehacer literario son prácticamente inexistentes. Los medios no cubren ni a los escritores de su región. Lo mismo sucede en los ámbitos de las artes visuales, la música y la ciencia básica o aplicada, por citar algunas áreas.
Economía y poder imponen la agenda, pues así como los telediarios extranjeros venden morbo con la crónica de hechos violentos, los noticieros mexicanos venden terror, y el terror es también un gran negocio.
Piénsese en todas las empresas de seguridad que han surgido (alarmas, blindajes, celadores), en el boom de las compañías de seguros (de vida, de casa, de robo o clonación de las tarjetas de crédito), en el beneficio que reditúa a los políticos el miedo, sobre todo en tiempo de elecciones, como el actual. La lista es larguísima.
Por eso, como propósito de año nuevo intentaré evitar la lectura de notas rojas que no tengan análisis de profundidad. No se trata de cerrar los ojos a la realidad, sino de poner en su justa dimensión la multiplicidad de imágenes que construyen nuestro país, con sus claroscuros.
En ese sentido, seguiré el consejo de Italo Calvino: ver qué cosas no forman parte del infierno para hacerlas durar y darles luz.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
Ante el 'gasolinazo', conoce las alternativas energéticas
Ajuste salarial sólo ahorraría 182 mdp; recorte para alta burocracia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.86
Venta 23.36

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad