Wednesday 18 de January de 2017

Propuestas y contrapropuestas en las campañas electorales

     19 Apr 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Cuando hablamos de la comunicación institucional de un gobierno, nos referimos a todas aquellas herramientas utilizadas para difundir las actividades que realiza el equipo en el poder, que incluyen: desde programas culturales, hasta campañas de divulgación o información sobre políticas públicas a implementar que necesitan ser conocidas por la población, obras públicas que beneficiarán a ciudadanos de una determinada región, así como los informes de gobierno en los cuales se muestran los logros obtenidos por una administración.
Al referimos a la comunicación de los candidatos en las campañas electorales, observamos que la forma es diferente, lo que se busca es realizar propuestas, promesas de campaña, o bien, contraponer, debatir y contrarrestar las propuestas del candidato adversario, para ir en busca del voto ciudadano; el fondo, tanto en la comunicación de los partidos como de los gobiernos es el mismo: mantenerse en el poder o luchar mediante las herramientas democráticas para acceder a él.
La comunicación política en toda democracia define el Doctor Felicísimo Valbuena de la Fuente es: “la comunicación de quienes detentan el poder o aspiran a él en los partidos y la de los ciudadanos que giran en torno a esos mismos; de manera que toda comunicación que tiene por fin conservar el poder o conseguirlo va siempre contra otra. Por tanto, en Comunicación Política, es esencial atraer por medio de la persuasión a los ciudadanos hacía un partido, y rechazar los partidos adversarios”.  
En este sentido, la contrapropuesta es una de las herramientas necesarias para que algún partido político, a través de sus candidatos, luche por llegar al poder. Es aquí donde se vuelven útiles las denominadas campañas negativas encaminadas a destacar los defectos del candidato adversario, las anomalías en sus desempeños anteriores, su falta de propuestas o capacidad para solucionar los problemas y necesidades de nuestro país, en suma, señalar de manera pública porque es inviable un determinado candidato para gobernar un país.
No debemos perder de vista que en una competencia electoral lo primero que se necesita es: ser un competidor, pero si se llega y no se entra al debate, a la contrapropuesta, a la argumentación,  automáticamente se descarta como posible gobernante. Ejemplo de lo anterior es la excandidata presidencial Patricia Mercado, quien al ser la primera en tener la palabra en el debate presidencial del 2006 se descartó como una competidora, decidió no entrar a la contrapropuesta por lo que se quedo sin propuesta.
Las campañas de contrapropuestas también ayudan a comunicar a los ciudadanos, elementos necesarios para que decidan por quién votar, es válido evidenciar diferencias en conocimientos, proyectos o virtudes, lo que no se debe permitir es conformarse con mensajes a medias, información dudosa, o ideas vagas que mantienen en un cierto confort a todos los candidatos, lo que se debe evitar es la calumnia, la difamación, y la mentira, mas no la propuesta y contrapropuesta.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos AC
Twitter: @jfdelreal




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.51
Venta 22.01
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad