Friday 24 de March de 2017

¿Qué carambas pasa con la Junta de Monumentos?

     2 May 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La Junta de Monumentos de Zacatecas camina en solitario una desesperada ruta de impotencia. Sin el respaldo suficiente del gobierno estatal y con la creciente altanería de los presidentes municipales, a la Junta de Monumentos la rebasan los infractores profesionales: los criminales y verdugos de los centros históricos a su cargo: Zacatecas, Jerez, Sombrerete, Pinos, Nochistlán, Jiménez del Teul y Guadalupe.

A pesar de estar más equipada y contar con más presupuesto para sus funciones, la Junta de Monumentos se encuentra maniatada, porque la normatividad de la materia es deficiente y también porque la cultura ciudadana es insuficiente para aceptar plenamente su función.
Condensaré la experiencia de la reunión del pasado 24 de marzo con los integrantes de la Junta de Monumentos que encabeza el ingeniero Rafael Sánchez Preza.
Anticipo que fue un ejercicio interesante, cordial pero no exento de intercambios intensos. Llegué preparado para sostener una confrontación de fondo, porque previo a la invitación formal a la sesión extraordinaria puesta en sábado porque radico fuera, en mis columnas de los miércoles en el Imagen, fui particularmente severo con ellos como organismo, los acusé de inutilidad ante el caos destructivo que denuncio cada semana y que afirmo padece el sitio.
La Junta de Monumentos sigue urgida de lo que no ha vuelto a tener realmente desde los tiempos de Don Federico Sescosse (hasta el término del mandato de Genaro Borrego), aquella Junta tenía contundencia y un presumible respeto a sus decisiones por gobernantes y alcaldes.
¿Está en riesgo el legado de Don Federico Sescosse? Sí. Definitivamente. Construir es cosa lenta y que reclama celosa persistencia, destruir y desfigurar se hace de la noche a la mañana. La mejor forma de honrarlo no es dedicándole una sala a su memoria como al parecer lo hicieron en el Issstezac durante el sexenio anterior.
Después de estar con los miembros de la Junta de Monumentos en franca discusión sobre tan sólo 12 casos que elegimos para centrar nuestra conversación, que enumero: Catedral (retablo de Javier Marin); San Agustín (caprichos de la fachada virtual); los destrozos en la Plaza Miguel Auza; la finca de Salvador Varela (anexa al Cine Rex); el Hotel Santa Lucía; el Hotel Posada de Tolosa; el Hotel Santa Rita; la Clínica Santa Elena y su estacionamiento; el McDonald's en el Portal de Rosales; la Calle Primero de Mayo, en especial el Hotel Casa Torres; aspectos diversos de los muladares de las azoteas plagadas de antenas, tinacos y añadidos, la Casona de la Condesa en el Jardín Independencia, etcétera.
Pude comprobar la hipótesis sobre las raíces de muchas de las fechorías que se han cometido en demérito del sitio, me alarmó comprobar que los mismos gobernantes son los causantes de muchos de esos quebrantos.
No me cuadra, si el titular de la Junta de Monumentos está asistido por un respetable equipo de especialistas (cosa que es rigurosamente cierta). ¿Entonces qué pasa?
¿Qué le falta a la Junta? Exigir al gobernador que les ayude a frenar a los bribones que se burlan de sus infracciones y mandatos. Les falta un poco de elasticidad para ir a perseguir a los infractores e intentar convencerlos de arreglar sus muladares y demás problemas menores que sólo se remediarán por la vía del entendimiento.
Además les falta ser verdaderamente autónomos, plenamente independientes, de modo que si se topan con un capricho del mismo gobernador o del alcalde o del diputado que al parecer o abiertamente solapan o protegen a infractores por su peso económico o político.
Un caso excepcional. El Hotel Casa Torres retiró las pestañas curvas (de policarbonato amarillo), que había puesto como marquesinas sobre los balcones del segundo cuerpo del edificio. Ahora sólo restaría a la Casa Torres (que es de las fincas sobre las que hicimos menos propuestas de corrección) colocar cornisas, elevar sus pretiles superiores y colocar marcos de cantera en las ventanas del tercer nivel (en donde tiene toldos reversibles verdes) y nos faltó decirle, que más sería su contribución si cambiara las luminarias que tiene ahí, porque son tan potentes que de noche al iluminar hacen que el cristal de las ventanas se unifique con un aspecto modernista y además, por la altura de la finca esa iluminación compite con la de las torres catedralicias.
Zacatecas es un aviario: alcaldes “cuervos” que depredan los predios, gobernantes con actitud de pájaro bobo, y hoteleros que como halcones cazan a su antojo huéspedes a los que defraudan por la calidad de los servicios que les ofrecen.

fjacuqa@hotmail.com  
Twitter: @f_javier _acuna




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.38
Venta 20.88

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad