Sunday 22 de January de 2017

¿Qué es la democracia?

     8 Jul 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Cada que tenemos resultados de elecciones en nuestro país, un tema a debatir es la existencia o no de la democracia en México, generalmente aquellos que no se ven favorecidos con los resultados comentan que la causa fue el proceso antidemocrático;  quienes triunfan resaltan la democracia vigente y por tanto el triunfo del pueblo.
La existencia de la democracia en México no está en discusión, los mexicanos tenemos y hacemos uso del derecho a elegir a nuestros gobernantes, el pasado domingo los mexiquenses hicieron uso de tal derecho y hasta donde se pudo apreciar lo hicieron libremente, la democracia estuvo presente también en el  hecho de que distintos actores políticos participaron y en apego estricto al derecho todos tenían posibilidades de ganar; las normas que establecen estos  derechos políticos son claras.
Las reglas para llevar a cabo los procesos de elección no lo son, y las que son claras no se cumplen  por no convenir  a ciertos  intereses, es ahí donde la democracia comienza a pender de un hilo muy delgado, y los responsables de ello somos todos, autoridades, actores políticos y ciudadanos, quienes conscientes o no, nos enrolamos en un proceso plagado de irregularidades y no hacemos nada al respecto.
Son esas irregularidades las que nos dejan un mal sabor de boca, las que provocan la resaca política, la plena conciencia de que las cosas no se están haciendo bien y que por ello nuestro país, lejos de evolucionar políticamente, se encuentra estancado en el pantano del cinismo político.
Si hay democracia en México, pero corremos el riesgo que ante una revisión, ésta no pase los estándares de calidad, presentaría muchos defectos, la mayoría de ellos generados en su proceso de fabricación: uso de recursos públicos, promesas demagógicas de los políticos, nulo respeto a los topes de gastos en campañas, la ausencia de líderes con verdadera convicción y decisión para hacer algo por su país.
Ante tales fallas, el trabajo debe orientarse a mejorar la calidad de nuestra democracia, sólo así México podrá evolucionar política y democráticamente.
La  evolución solo se dará si los ciudadanos luchamos por ejercer con plena libertad nuestros derechos, sin permitir que al voto se le ponga precio; si las autoridades comienzan por ser las primeras en cumplir las reglas del juego y   hacerlas valer, sancionando a aquellos que no las han observado y evitando cambiarlas a conveniencia; si los actores políticos participan con sana competitividad en los procesos, manteniéndose firmes en sus ideales partidistas, sin recurrir a alianzas o a otro partido cuando los vientos ya no le son favorables.
La tarea no es fácil, pero es posible llevarla a cabo, requerimos tener presente que cualquier nación siempre busca ir para adelante y en el camino se vale tener tropiezos pero nunca retroceder.  

*Docente- Investigadora de la UAZ




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad