Monday 23 de January de 2017

Que ya mero dicen si este año tendremos No Hay Festival

San Lunes

     24 Jan 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:
  • ¿Me devuelves mi labio por favor? ¿Me devuelves mi labio por favor?
  • Pos qué vio el hombre.(mister ceros) Pos qué vio el hombre.(mister ceros)
  • Como que sí, como que no.(mister neras) Como que sí, como que no.(mister neras)
  • Y esa cara qué.(mister quedades) Y esa cara qué.(mister quedades)
Imagen de


De que es criticable que la exgobernadora Amalia García se gastó la millonada en sus conciertos, festivales y demás placeres banales aunque salieran en un ojo de la cara y fueran al contentillo de su hija Claudia Coricchi (¿capicci?), ni duda cabe.
De que nos dejó a todos muy malacostumbrados, para qué les digo que no, si sí.
Quizá lo mejor que hizo la mujer antes de irse fue haber traído el Hay Festival a Zacatecas, uno de los eventos culturales más importantes del mundo en el que sabios y no sabios -léase Sasha Sokol- se pusieron, tan sencillo como suena, a platicar frente a todo aquel que por una módica suma los fue a ver.
Pero en el fondo, el Hay Festival no deja de ser más que uno más de esos magnos eventos y obras en los que la doña aventó la casa por la ventana para que a la hora en que llegaran los otros se dieran cuenta de que no hay modo de mantenerlos, a menos, claro, de que se siguiera la misma línea de dispendio del gobierno con el sello de las manitas.
Porque han de saber, querídisimos lectores, que hacer este año el Hay Festival significa que sólo por usar el nombrecito, habría que pagar nada más y nada menos que ¡1 millón de dólares!
Imagínense de qué tamaño han de haber pelado los ojos los nuevos funcionarios cuando vieron el tamaño de la factura, como también los pelaron con el costo mensual que tenía el Museo de las Migraciones y Ciudad Gobierno, por citar unos ejemplos.
Así las cosas, colocados entre la espada filosísima del costo del evento y la durísima pared del público malcriado, será hasta el próximo mes cuando sepamos si este año tendremos el Hay o el No Hay Festival.


yo quiero uno de esos
Zacatecas se puso de cabeza con la llegada del elenco de “Teresa” para grabar algunas escenas que forman parte de la recta final de esta telenovela que se ha convertido en la favorita de los amantes de la mala vida.
La Catedral, el Museo de Guadalupe, la Casa Municipal de Cultura, Las Quince Letras, el Mesón de Jobito, el Museo Pedro Coronel y el Extemplo de San Agustín, entre otros sitios, se abarrotaron de cientos de fanáticas que durante la semana faltaron a clases y dejaron todo, prácticamente todo, por ver unos minutillos a los galanes de la telenovela.
Y el que se llevó las palmas en poner a todas las zacatecanas de cabeza fue Aarón Díaz, quien desde que llegó hasta que se fue hizo gritar a las seguidoras a su paso.
Con decirles que en la Casa Municipal de Cultura, de donde salen las secretarias a las 3 de la tarde, permanecieron sin chistar en el lugar con tal de ver al galanazo.
Cuando el actor se asomó a la puerta principal encendió los ánimos una barbaridad, pero después, cuando se subió a una silla, ni para qué contarles, eso fue el acabose.
Tanto así que hasta los guardias tuvieron que cerrar la puerta y colocar un bastón en los cerrojos para que las chicas no fueran a pasar.
Lo que sí es que el hombre es sangrón como él solo, la viva expresión de la última coca del desierto, pero óigame usted -con perdón de aquellos hombres que se ofenden al escuchar a las mujeres hablar de su extrema guapura porque parece que en lugar de eso les dijeron "ustedes están feos"-, la verdad es que el tal Aarón está para chuparse (o chuparle, ca'quien) los dedos.
Pero sí, se puso sus moñotes con las fans a la hora de las fotos y las muestras de cariño, vamos, tanto así que hasta se daba su taco con la protagonista, la otra también guapísima Angelique Boyer.
Ejemplo de eso fue el día del coctel, como a eso de las 9 de la noche, cuando el productor El Güero Castro y Aarón fueron al lobby a encontrarse con Angelique y así esperar al gobernador Miguel Alonso -otro guapo, ya sé.
Ahí estaban todos los medios ansiosos por tomar la foto de la pareja estelar, y Aarón, sentado en un sillón haciéndose del rogar, tanto que  Angelique tuvo que ir por él y llevarlo ante los fotógrafos para la anhelada foto.
Todo el revuelo que ocasionó Aarón estuvo como para decirle “¿ya ves lo que ocasionas?“, y la última que les cuento pasó en Las Quince Letras, donde jovencitas y madres de familia se instalaron para ver de cerca al “Mariano”.
Pero llegaron tantas que la policía tuvo que poner vallas y empezar a lidiar con el viejerío -diría El Jefe Diego-, a tal grado que uno de ellos, ya engentado, les decía, finísimo él: “¡Echénse para atrás!“
 Y claro, una muchacha toda enojada le contestó: “¿Qué no entiende que es Aarón Díaz?”. O sea.
Como sea ya al final como que le bajó de eggs y se portó más amable y menos posero, por así decirle.


otra de polis
Lo que sí estuvo bárbaro fue el dispositivo de seguridad que desplegaron: camionetas de la Secretaría de Turismo de Zacatecas, elementos de Tránsito, policías municipales, vamos, hasta se dice que guaruras que cuidaron a Miguel Alonso cuando era candidato.
Será verdad o será mentira, lo cierto es que en algunas locaciones nuestros policías se portaron archirrequetecontrasangrones con las jovencitas, pues llegaron al extremo de empujarlas y ponerse a gritarles de cosas. Uuuuh, para eso los queríamos.
todahermosa@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad