Friday 20 de January de 2017

Rafael Guerra Guerrita

De toros, vinos y algo más

     15 Apr 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
(ARCHIVO)
(ARCHIVO)

Desde luego que la baraja taurina actual es, ciertamente, conocida de la afición de nuestro país; afición en algunos casos con experiencia de muchos años y otra parte, de reciente integración a la fiesta.
En ambos casos, es agradable tener información biográfica de nuestros toreros y de algunos provenientes de otras latitudes, como los de origen español.
Por ello, el día de hoy haremos un breve apunte de uno de los toreros representativos de finales del siglo diez y nueve: Rafael Guerra Bejarano Guerrita, quien nació en Córdoba, España, el 6 de marzo de 1862, en el Barrio del Matadero Viejo o también llamado Barrio de La Merced.
Durante algunos años se presentó como banderillero, desde 1877; su primer novillo lo mató a los 16 años, en Andújar, el 18 de octubre de 1878, cuando se le conocía como Llaverito, apodo del que tenía su padre y que era conocido como El Llavero.
En 1882 ingresó a la cuadrilla de Fernando Gómez El Gallo, adoptando entonces el apodo de Guerrita.
Lagartijo fue el matador que otorgó la alternativa a Guerrita, el 20 de septiembre de 1887 en la Plaza de Madrid con el toro “Arrecio” de la ganadería de Gallardo.
Durante más de una década compartió triunfos con otros dos grandes lidiadores: Lagartijo y Frascuelo.
La temporada de 1894 fue una de las más importantes de este torero; además de inaugurar la Plaza de Jerez de la Frontera, toreó 80 corridas y estoqueó 224 bureles.
Al año siguiente, en la temporada de 1895, el 19 de mayo fue histórico, ya que toreó tres diferentes corridas: a las siete de mañana, en San Fernando, con toros de Saltillo; a las once de la mañana, en Jerez, con toros de Cámara y a las cinco de la tarde, en la Real Maestranza de Sevilla, con toros de Murube.
El 16 de octubre de 1899, en la Plaza de Toros de Zaragoza, tomó la decisión de retirarse de los ruedos; ese día fue la última corrida de la Feria del Pilar.
Falleció en Córdoba, el 21 de febrero de 1941 y fue sepultado en el Cementerio de Nuestra Señora de la Salud.
Se le adjudican algunas frases simpáticas como “Ca uno es ca uno”o “Hay gente pa tó”.
Se decía que “Guerrita fue excepcional dentro del ruedo, insuperable con las banderillas y en la brega, poderoso con la muleta y certero con la espada.Tras Lagartijo y Frascuelo, el toreo del Guerra, fue el eslabón necesario y referencial tras el que se vislumbra un nuevo concepto del toreo”.
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad