Monday 23 de January de 2017

Ramón López Velarde

     4 Aug 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Ramón López Velarde, destacado poeta zacatecano.
Ramón López Velarde, destacado poeta zacatecano.

Guadalupe López Velarde y Trinidad Berumen, matrimonio originario de Jerez Zacatecas, dio a luz a nueve hijos, siendo el mayor Ramón López Velarde, que nació en el año de 1888.

Su padre, tras ejercer sin ninguna fortuna como abogado, abrió un colegio católico en Jerez.
Una vez que tuvo edad, Ramón ingresó al seminario de Zacatecas antes que su familia se mudara.
Educado en la moral católica más estricta y a la vez, que llegaba a la adolescencia, las inquietudes propias de su edad, que provocaron conflictos emocionales insuperables, que son visibles en su literatura.
Guardaba rencor con su padres por enviarlo a un colegio de mujeres, pero después cuando ya tuvo más madurez se los agradeció, porque así aprendió a tratar a las damas.
En la primera oportunidad que tuvo, Ramón entró al seminario de Aguascalientes donde se empezó a  interesar por la carrera de Leyes olvidándose así del sacerdocio.
Descubre la poesía como medio de explorar su permanente crisis interior y así empieza a ayudar a sus amigos en la revista Bohemio publicada en Aguascalientes firmando con el seudónimo de Ricardo Wences Olivares.

Tiempo después muere su padre en San Luis Potosí y ante la difícil necesidad económica regresan a su natal Jerez, donde continúa sus estudios gracias al apoyo de sus tíos.
Inspirado por algunos poetas modernistas comenzó a escribir siendo una de sus primeras “La sangre devota” en el año de 1916, obra dedicada a su padre tras su muerte.
En ese mismo año conoció personalmente a Francisco I. Madero a quién apoyó abiertamente.
En 1911, obtuvo el título de abogado y fue nombrado juez  en un pequeño pueblo de San Luis Potosí llamado Venado.
Poco tiempo después viajó a la Ciudad de México con el objetivo de obtener algún puesto importante sin tener éxito.
Al no triunfar, comenzó a participar en el diario La Nación, colaborando con poemas, reseñas y otros elementos que hablaban de la situación del país, y lo abandona el 9 de febrero de 1913.
A partir de 1915, comenzó a escribir recordando con pena su Jerez natal, escribiendo así su primer poema personal titulado “Fuensanta”.

Para 1916 publicó su libro “La sangre de Lady Ciel” que recordaba los espíritus de los poetas mexicanos Manuel Gutiérrez Nájera y Manuel José Othón.
En su libro, “La sangre devota”, muestra una poesía amorosa dedicada a la mujer que ocupaba su corazón: Josefa de los Ríos, que se por cierto se encontraba muy enferma en México y quien muriera un tiempo después.
“Zozobra” fue su siguiente libro que lo publicó en 1919 con el cual la mayoría de las críticas fueron favorables, siendo ésta la mejor de sus obras. En ella cuenta la relación que tuvo con Margarita Quijano.
Fue duramente criticado por Enrique González Martínez, pero no dejó de escribir y nuevamente con el poema  “Hoy como nunca” recuerda a Fuensanta como el gran amor de su vida y a su pequeño poblado que añora en cada una de sus obras, su Jerez natal, y haciendo mención a su terruño querido escribe el poema llamado “Humildemente”.
Siendo Ramón López Velarde honesto y leal apoya las ideas de José Vasconcelos para ayudar a la  superación del país en lo cultural. Estando al lado de Vasconcelos, Ramón publicó dos artículos “México moderno” y “El maestro” escribe un ensayo muy significativo llamado "Novedad de la Patria" en el que están las ideas que desarrolla en su poema más famoso donde se ganó el honor de ser considerado poeta nacional de México con su máxima, “La suave patria”.

Ramón López Velarde murió el 19 de junio de 1921, a sus 33 años, víctima de una broncomeumonía, aunque se asegura que no fue esta enfermedad la que lo mató.
A pesar de la pérdida en 1932 a 11 años de su muerte se publicó una de sus obras inéditas titulado "El son del corazón", donde exalta el alma de los mexicanos.
Fue un hombre excepcional y orgullo de Zacatecas. El trayecto de su vida estuvo marcado por la honestidad, lealtad, la rectitud y el amor.
Sus obras contribuyeron a enriquecer el mundo de la literatura y deleitar a cada uno de los que tienen la oportunidad de leer sus obras.

REFLEXIÓN PERSONAL
Ramón López Velarde me interesó porque gracias a su poema “La Suave Patria” simbolizó parte de nuestra identidad mexicana.
Luchó por alcanzar sus objetivos sin importar lo que se le pusiera en el camino.
Él fue un ejemplo de honestidad.Fiel a su pensamiento, supo expresar sus emociones y sentimientos mediante la poesía, gracias a la profundidad y belleza de sus poemas el mundo entero pudo conocer a Zacatecas y poner el nombre de México en alto.

*Versión editada del texto de Gwyneth  Armijo Borjón, ganador de mención honorífica en el 4 concurso sobre vida y obra de Personajes Ilustres Zacatecanos




Lo más leído
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Ante Trump, necesario hablar con el sector productivo: Zavala
No soy igual a Javier Duarte y voy a probarlo: Fidel Herrera
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 22.95
Venta 23.45

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad