Wednesday 18 de January de 2017

Realizan en Zona Rosa actividades contra la homofobia

     21 May 2011 17:05:42

A- A A+

Compartir:

MÉXICO, DF.- Las expresiones de miembros de la comunidad gay, que tomaron calles de la Zona Rosa la noche del viernes, provocaron diversas reacciones, desde familias que las consideran una muestra de decadencia hasta actitudes de simpatía.

La familia Prado Vázquez, que llegó desde Aguascalientes a hacer turismo por unos días en la ciudad de México, ve como una muestra de decadencia la conducta de miembros de la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Transgénero (LGBTT).

En cambio, a la vista de los ojos curtidos y templados de visitantes asiduos a la Zona Rosa, como Roberto y Eduardo, clientes distinguidos de los table dance del lugar, “son la misma jotería de siempre expresada con libertad”.

En el Distrito Federal, ciudad de vanguardia, la ley los protege y los miembros de la comunidad gay pueden ostentar abiertamente sus modos y afinidades sexuales.

Si en la vida cotidiana puede vérseles en las calles, plazas y medios de transporte tomados de la mano y besándose sin rubor, si se pueden casar y adoptar, pues participar en un carnaval organizado para ellos es una oportunidad para reafirmar su identidad como comunidad.

Convocada por el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida (Censida), como parte de las campañas permanentes contra la homofobia, la comunidad gay, con sus vestidos estrafalarios, el maquillaje excesivo y actitudes desafiantes de los más provocadores tomó las calles de la Zona Rosa la noche del viernes.

Al ritmo de la música “antrera” de moda, personas gay, lesbianas, transexuales, transgénero, travesti o intersexual, mostraron orgullosamente su diferencia y repartieron folletos y condones a todo paseante que se les cruzó en el camino y no mostró signos de rechazo.

Aunque el acto fue organizado para orientar a la propia comunidad gay sobre los servicios de salud especializados y para difundir información sobre la prevención y detección temprana del Sida, se convirtió en todo un espectáculo por sí mismo, al reunir a miles de personas extravagantes, contestarías y orgullosas de su diferencia.

Ver a la comunidad gay gozar, divertirse y provocar con sus actitudes y conductas que incluyeron besos, caricias y simulaciones de actos sexuales, pueden provocar simpatía o parecer excesivo para personas como Rolando Prado, quien viajó con su familia desde Aguascalientes.

Cuando se le preguntó su parecer, el señor Prado opinó que los gay deberían hacer sus cosas a puerta cerrada para no molestar a los “normales” y hasta recordó, con una sonrisa, que los excesos de Sodoma y Gomorra atrajeron el diluvio universal.

Su mujer y sus hijos prefirieron reír y alejarse en dirección a Paseo de la Reforma, dejando atrás la calle Amberes de la Zona Rosa, donde la comunidad gay daba rienda suelta a su alegría.

En cambio, Roberto y Eduardo, ejecutivos de cuenta de una aseguradora y clientes de table dance de la zona, dicen que están acostumbrados a ver a los homosexuales que cada fin de semana llenan los antros gay, sólo que, como son más, pues actúan desatados.

A medida que avanza la noche, los gay se retiran, unos se dirigen al Centro Histórico para continuar las manifestaciones públicas contra la homofobia, otros se refugian en los antros gay de la Zona Rosa, donde la diversión promete ser intensa, pues es noche de promoción y de bebidas gratis, en honor de la diversidad.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.51
Venta 22.01
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad