Thursday 19 de January de 2017

Reflexionan sobre el patrimonio capitalino

Raquel Toribio y Manuel González Ramírez ofrecen conferencias

     22 Aug 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:
  • El cronista Manuel González Ramírez habló sobre las tradicionales Morismas de Bracho. El cronista Manuel González Ramírez habló sobre las tradicionales Morismas de Bracho.
  • El público escuchó con atención las ideas de los ponentes. El público escuchó con atención las ideas de los ponentes.
  • Toribio es subdirectora del Museo Pedro Coronel y miembro del Icomos. Toribio es subdirectora del Museo Pedro Coronel y miembro del Icomos.
Imagen de


Mediante la realización de la Semana del Patrimonio Mundial en Zacatecas, sigue dándose curso a las reflexiones sobre el acervo cultural y natural de los zacatecanos con motivo de la celebración del primer aniversario del Centro Regional del Patrimonio Mundial UNESCO en la capital.
Este martes tocó el turno a Raquel Toribio, subdirectora del Museo Pedro Coronel e integrante de International Council on Monuments and Sites (Icomos), con el tema “Patrimonio Mundial en Zacatecas” y al cronista de la ciudad, Manuel González Ramírez, quien habló sobre la tradición de “Las Morismas de Bracho”.

El tesoro del Centro Histórico
En la primera conferencia se mencionó que la traza urbana de Zacatecas, su nacimiento y adaptación a la orografía de una cañada basado en su origen como centro minero que ofrecía una panorámica visual especial fue el criterio de autenticidad que le valió insertarse en la lista de ciudades Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1993, dijo Toribio.
Hoy, agregó, “debo decir con suma tristeza que estas cualidades han sido transgredidas. Ya no hay una integración visual por las modificaciones volumétricas y el uso poco uniforme de los colores en las construcciones recientes”.
La también arquitecta hizo un recuento histórico de los antecedentes que llevaron a convertirse en 1993 al Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Estos hechos fueron ubicados por la conferencista como de enorme trascendencia para esta declaratoria pues Zacatecas ya tenia una tradición en el cuidado y conservación de su Centro Histórico que sirvió de fundamento para conseguir esta distinción.
En 1948 se instaló aquí la delegación del INAH y en 1965 se expidió la Ley de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado de Zacatecas, aún vigente en términos de su ratificación por regulaciones posteriores, dijo.
Toribio rememoró en esta revisión la figura de Federico Sescosse como un hombre preocupado por la conservación del patrimonio de la ciudad y su iniciativa cuando, al frente de la Delegación del INAH, retiró anuncios y letreros en el Centro Histórico en una especie de campaña que llamó “despepsicocalización”.

Tradición en Bracho
Manuel González Ramírez, por su parte, se remitió a los orígenes de las morismas en España, al hablar de su participación en el Primer Congreso Internacional de las Fiestas de Moros y Cristianos, celebrado en Ontinien, Valencia.
Este lugar es considerado, dijo, la capital mundial de estos festejos.
Posteriormente se exhibió un video que muestra las características propias que toma esta celebración en aquel lugar pero también algunas coincidencias con la morisma de la capital zacatecana.
Las morismas o la danza de moros y cristianos surge como remembranza de la España de la Reconquista, época que dio curso a enfrentamientos que tuvieron como fin la expulsión de los mahometanos.
González Ramírez enunció como antecedentes de la Morisma de Bracho las peleas entre los tarascos y tlaxcaltecas avecindados en Zacatecas en la época colonial y la tradición de realizar “juegos de cañas”, simulacros de combates entre moros y cristianos que se aparejaban a los festejos por los descubrimientos de las minas en esta ciudad.
Sin tenerse hasta el momento la precisión sobre el dato de su aparición en la ciudad en el Siglo 16, se sabe sin embargo que la Cofradía de San Juan Bautista, que organiza la fiesta hasta la actualidad, nació en 1837.
Ante todo dijo, la fiesta de las Morismas de Bracho es una manifestación de fe que ha pasado como herencia devocional de padres a hijos.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad