Sunday 22 de January de 2017

Reforma educativa

     18 Dec 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La base del desarrollo democrático, de las instituciones y del progreso en general de las naciones radica esencialmente en la educación. Es una premisa que no debe fallar.
La prontitud  en la obtención de los dictámenes de las reformas estructurales como la de educación, la laboral, así como la Ley de Ingresos y obviamente que la  Ley de Presupuesto de la Federación, se debe mucho al Pacto por México impulsado por el PAN.
La reforma a la educación es la palanca de desarrollo en materia social, que naturalmente repercutirá en un mejor estilo de vida y, en la sustentabilidad de la economía.
Sabemos que la reforma no va a hacer la panacea para resolver los problemas graves que vive México. Sin embargo la educación tendrá un matiz de Estado, en donde la rectoría la tendrán los poderes de la Unión, con esto se le quita la influencia negativa de los sindicatos.
La novedad de la reforma es que habrá un Instituto Nacional de Evaluación Educativa, que deberá tener el imperativo de evaluar todo el sistema educativo en todo el espacio territorial. La autonomía de gobierno y financiera será la característica de este  órgano social.
Este instituto tendrá la autonomía suficiente para desarrollar políticas de ingresos al servicio docente, su desarrollo y promoción, el origen de su creación está sustentado en el artículo 73 de la Constitución, en donde al legislativo se le facultará para ello.
La reforma lleva su estilo presidencialista se contempla una modificación en el último párrafo del artículo tercero constitucional en donde se le otorga la potestad al Ejecutivo federal de proponer los planes de estudio en todos los niveles básicos y Normal.
Dado que el presidente tendrá la voz cantante a través de la Secretaria de la Educación de proponer los planes de estudio, las entidades federativas tendrán que hacer lo propio con sus secretarios de educación, empatando y haciendo la recepción desde el órgano central.
De tal manera que la descentralización educativa deja de ser un mito y todo vuelve a la normalidad de los años felices de cuando el PRI era el partido hegemónico de México.
La educación será centralizada, segura, autoritaria, menos democrática, solamente con un órgano autónomo que tiene la misión de los pesos, contrapesos, equilibrios y controles.
Las entidades federativas no podrán tener control ni podrán opinar excepto el Distrito Federal. La educación esperamos que siga siendo laica, con el peligro latente de que no caiga en situaciones dogmaticas, como ha sucedido en Cuba y en Venezuela.

*Maestro en Derecho Constitucional
sergio16garcia@gmail.com




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Una segunda oportunidad para tu basura
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
No es tiempo de revisar el contrato colectivo: Gerardo García 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad