Sunday 22 de January de 2017

Reforma electoral universitaria

     23 Sep 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Ha entrado en vigor, en la Universidad Autónoma de Zacatecas, una reforma electoral que constituye un excelente ejemplo entre la enorme diferencia que hay entre lo que se dice de manera textual, sobre la convicción de la vida democrática, y los múltiples detalles que caminan en sentido contrario a ese aparente fin.
Si bien es cierto que es facultad exclusiva de los universitarios elegir a los integrantes de sus órganos de gobierno y autoridades mediante el voto secreto, también lo es que la comunidad zacatecana en su conjunto tiene el derecho de conocer lo que sucede en una institución que vive de los recursos públicos, o sea, de nuestros impuestos.
Por ello, en las siguientes colaboraciones me centraré en el análisis pormenorizado de la mencionada reforma electoral.
Este ejercicio es, a mi parecer, indispensable. Antes, creo necesario hacer la siguiente reflexión a manera de prólogo. Muchos ciudadanos tenemos impresión de que el país se deshace en pedacitos ante los múltiples problemas que padecemos, los cuales nos afectan de manera directa y cotidiana.
Así, de acuerdo a la “Segunda Encuesta Nacional de Cultura Constitucional: legalidad, legitimidad de las instituciones y rediseño del estado” realizada por la UNAM, cuyos resultados fueron dados a conocer en agosto pasado, el 70% de los encuestados calificó la situación actual del país como “muy negativa”.
Un aspecto importante de subrayar, sobre las conclusiones de dicha encuesta, es que las actuales formas de relaciones establecidas entre los ciudadanos y los gobernantes “impiden el cumplimiento y respeto a las leyes, lo que ha implicado el deterioro de las instituciones y su legitimidad, cuya restauración requiere un rediseño del estado”.
Esta conclusión era de esperarse tomando en cuenta que las reformas electorales impuestas por la clase política acotaron y acortaron las posibilidades de participación ciudadana, a través de leyes que han fungido como bozal para la población.
Ejemplo de ello es el rechazo a la existencia de candidatos independientes y la prohibición de compra de tiempo en medios electrónicos para que los ciudadanos expresen sus puntos de vista, en torno a quienes contienden en los procesos electorales de los distintos órganos de gobierno.  
Tal retroceso democrático no debiese alargar sus tentáculos a instituciones que constituyen un espacio de libertad y de reflexión crítica de nuestro dañado país, como es el caso de las universidades. Precisamente, la encuesta de la UNAM resalta que el nivel más alto de confianza de la población está depositada en las universidades públicas.
Pero esa situación puede cambiar si las reformas electorales, como la de la UAZ, caminan en sentido contrario a los ideales de equidad, imparcialidad y respeto a la libertad de expresión.

*Miembro del SNI




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Vuelca un tráiler cargado con 29 toneladas de veladoras  
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad