Monday 23 de January de 2017

Reforma electoral universitaria II

     30 Sep 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

El 15 de marzo de 2011, el Consejo Universitario aprobó la Iniciativa de Reforma al Estatuto General de la UAZ y la Iniciativa de Reforma al Reglamento General de Elecciones de la misma institución, con modificaciones mínimas al documento enviado por el rector.
En este documento quedan plasmados algunos aspectos que de manera clara y concisa atentan contra la vida democrática de la universidad. Me refiero, en concreto, a los tiempos de campaña de los legítimos aspirantes a contender por la Rectoría.
Veamos. La jornada electoral para las elecciones ordinarias se celebrará el segundo miércoles de la primera quincena de mayo del año en que se realicen las elecciones. Sin embargo, el proceso electoral iniciará con la publicación de la convocatoria respectiva, durante la primera quincena del mes de abril.
Esto significa que los aspirantes tienen menos de un mes para dar a conocer sus propuestas, hacer campaña e intercambiar puntos de vista con la comunidad universitaria con el fin de hacer más rico e incluyente su proyecto. Como se puede derivar, sin lugar a dudas, esta cuestión tiene el objetivo del grupo en el poder de inhibir la participación de candidatos independientes.
Pongamos el caso de un académico que, harto de la política universitaria actual, y considerando que tiene un proyecto orientado a fortalecer la vida académica institucional, decide contender por el cargo de rector. Supongamos que este docente es conocido en su área académica y reconocido por su trayectoria a nivel nacional e internacional.
¿Cómo podría este docente dar a conocer a toda la comunidad su idea de universidad en menos de un mes? ¿a cuántos estudiantes, profesores y trabajadores podría ofrecerles una perspectiva distinta de la del rector y de su o sus candidatos? Imposible. En los hechos, e independientemente de la calidad de la propuesta, el aspirante quedaría descartado de la contienda.
A ello habría que añadir que la reforma prohíbe los actos de campaña anticipados, entendidos éstos como “las actividades realizadas por los universitarios para promover públicamente su imagen personal, con el inequívoco propósito de obtener su postulación como candidatos”.
¿Qué quiere decir esa ambigua frase? ¿Impide a un profesor criticar la política universitaria actual, proponer alternativas, mencionar a otros miembros de la comunidad su aspiración de ser rector? ¿Qué significa promover públicamente su imagen personal? ¿Cuándo podría afirmarse que la difusión de determinados resultados académicos tienen el “inequívoco propósito de obtener una postulación”?
Hasta ahora, la política de mordaza le ha redituado beneficios al rector en turno, pero sólo de manera superficial y en apariencia. El malestar al interior de la universidad existe, y mucho. La sociedad zacatecana tiene el derecho de saberlo.

*Miembro del S.N.I.
    
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad