Monday 23 de January de 2017

Reformas incandescentes

     26 Apr 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Una maratónica jornada legislativa que concluía a las 8:27 de la noche con la aprobación, en la Comisión de Puntos Constitucionales, de la reforma constitucional en la materia del arraigo,  resellaba los perfiles polémicos de un periodo ordinario de sesiones que a tiro de piedra está de su conclusión.
Durante el día, la asamblea plenaria de San Lázaro dio por concluido el proceso legislativo de las tres leyes, aquellas que acompañadas aparecieron con la discordia: la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, la reforma a la Ley de IMSS, mediante la cual homologaron la información que las empresas deben entregar al SAT y al Seguro Social, y la reforma en la materia minera. Y, en comisiones, ya noche, la reforma  constitucional en materia de arraigo.  
Son procesos legislativos que concluyeron en San Lázaro, pero todavía distan de tener la contundencia del final. El Senado juega también al ajedrez político, y de sobra han dado muestras de que suelen jugarlo mejor que los diputados.
En una de esas tres que ya los senadores protagonizarán un papel relevante, es en la reforma de la Ley del IMSS, que tanto está escociendo el alma a la comunidad empresarial del país.  
Los diputados, en su asamblea plenaria, refrendaron lo que, en la víspera, habían dictaminado las Comisiones de Economía y de Hacienda: que exactamente el mismo número de salarios que registran, en el caso de cada trabajador, ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), sea también el que informan, para efecto de las cuotas, ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).  
Lo que ayer se dijo fue, de hecho, la reiteración de un debate que se desencadenó desde la semana pasada, cuando el Partido Acción Nacional (PAN) se declaró virtualmente en guerra contra el PRI y quienes lo flanquearon para dictaminar la ley de marras. Ayer, cuando en la tribuna de San Lázaro iban y venían decenas de oradores a propósito del SAT y el IMSS,  la plana mayor de la bancada del PAN, en conferencia, reclamaba airadamente que estuvieran aprobando una ley con repercusión fiscal, cuando -argumentaban- este es un asunto tan delicado que tenía que haber sido sometido a revisión en una reforma fiscal integral.  
Ya tarde, cuando el asunto se convirtió en minuta y se fue al Senado, para su refrendo, pudo escucharse el rumor de que en el Senado esta reforma sería frenada, para trasladar su discusión a septiembre, cuando, precisamente y como proponía Acción Nacional, se esté discutiendo en torno de una reforma fiscal más amplia.
Otro tema que, por momentos, ponía candente a la tribuna, era el de la reforma minera. Primero: si bien estaba reformándose a la Ley de Coordinación Fiscal y a la Ley Federal de Derechos, el asunto tenía qué ver más con una reforma integral a la Ley Federal de Minería.  
Dejar el tema estacionado en la reforma de aquellas dos leyes, era dejar incompletas las leyes, lo volvían a repetir tribunos del PRD, PT y Moviemiento Ciudadano. Incompleta porque la minería en México es un sector que abarca prácticamente un tercio del territorio nacional. Un tercio concesionado, del que se desprenden connotaciones políticas, sociales, culturales y económicas cruciales para la vida de la República.  
En torno de la minería hay inobjetables hechos de gran injusticia, saqueo y robo de tierras y recursos naturales de comunidades y pueblos, perpetrados, la mayoría de las veces, por compañías extranjeras que se han acaballado primero a las autoridades mansas y no pocas veces torpes, para de inmediato acaballarse también en la gente y los pueblos. Así, en resumidas cuentas, decían  quienes tildaron la creación del impuesto del 5% a las compañías mineras como un paliativo, cuando en realidad el Congreso de la Unión tenía que haber fabricado leyes que protegieran a la gente y a las comunidades y al país de la expoliación de que son objeto.  
En el umbral de la noche, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, que el Senado le había retachado (recuérdese que San Lázaro fue la cámara de origen, y los senadores le corrigieron la plana hasta en 18 ocasiones). Pero los diputados, a su vez, han corregido las correcciones que les había hecho el Senado.
La corrección ocurrió en el 28 constitucional: los diputados aceptaron, sí, que las empresas dominantes en el ramo pudieran echar mano del juicio de amparo, pero tendrían que detener prácticas monopólicas.

Estribo
Aun así, Purificación Carpinteyro, la diputada perredista que tirios y troyanos han reconocido como la experta del asunto en el Congreso, advirtió que los diputados se subordinaron al Senado, no reclamando ni corrigiendo cambios que los senadores hicieron para desdentar a los órganos de control que aquellos armaron, para combatir a los monopolios. Es decir, empresas como Televisa y TV Azteca seguirán reinando con impunidad, y como siempre.  
Ya noche, la Comisión de Puntos Constitucionales concluía la reforma constitucional en la materia del arraigo. De 80 días, como está en la ley vigente, ahora quedaron 20 con opción a pedir otros 15, para un máximo de 35 días. Es tema para el lunes 29. Veremos.

vicentebello1@hotmail.com




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Chocan 4 vehículos; hay 2 mujeres lesionadas
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.37
Venta 21.87
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad