Saturday 21 de January de 2017

Renace la esperanza

Referencias

     19 Dec 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Sólo 17 días le bastaron a Enrique Peña Nieto para pensar, elaborar y proyectar una estrategia tendente a dar fin a esa inhumana guerra que ensangrentó impunemente el territorio nacional durante el sexenio recién concluido.
¿Cuántos miles de fallecimientos se habrían evitado si Felipe Calderón hubiera rectificado y detenido oportunamente su guerra al narcotráfico? La suya era una guerra que estaba perdida desde el principio, se lo dijeron la mayoría de los analistas serios e independientesy multitud de periodistas, no los alineados al poder, por supuesto.
Su ceguera, su orgullo, su necedad impidieron ver a Calderón Hinojosa que estaba totalmente equivocado. Ahora Enrique Peña Nieto dice: “no habrá improvisación”. Palabras que llegan como bálsamo a una nación profundamente herida en sus entrañas y adolorida por la obsesión, ahora sí criminal, del peor presidente en la historia de México.
Hoy pensamiento y acciones de Peña Nieto indicarán, implícita o explícitamente, poco a poco, lo muy equivocado que estuvo quien por fortuna se fue. Quienes sincera o perversamente apoyaron sus fatales errores podrán darse cuenta de que fueron engañados o están o estaban tan equivocados como Calderón.
Lo bueno es que la pesadilla parece llegar a su fin. No obstante, tanto agravio no debe quedar impune. Ojalá haya castigo no sólo para ese pésimo funcionario que ahora da clases en la Universidad de Harvard, sino también para quienes ciegos de obediencia o con ideas igualmente criminales lo secundaron.
Las cifras que se dieron en el Consejo Nacional de Seguridad Pública, encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto, muestran lo funesto del sexenio anterior: tan sólo el año pasado hubo 22 mil 480 homicidios dolosos, según el INEGI. De 2006 a 2011 el número de secuestros subió 83 por ciento.
De 2005 a 2011, se registraron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos 8 mil 902 quejas por torturas infligidas por las fuerzas del orden público o miembros de las fuerzas armadas.
Peña Nieto hace que renazca la esperanza de vivir en un país en paz, cuando genera certidumbre en su estrategia basada en estas prioridades: “reducir la violencia y recuperar la paz y tranquilidad de las familias mexicanas. En particular, disminuir los indicadores relacionados con homicidios, secuestros y extorsiones”.
Su plan de acción comprende seis puntos básicos: planeación, prevención, protección y respeto a los derechos humanos, coordinación, transformación institucional y evaluación y retroalimentación.
Parece fácil, no lo será, pero por lo menos existe un plan, una estrategia nacional y voluntad de recuperar la paz y el bienestar perdidos durante los últimos diez años. Enhorabuena, señor Peña Nieto.
Feliz Navidad a todos nuestros lectores.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad