Monday 16 de January de 2017

Resistencias a la reforma hacendaria

Perspectivas

     17 Dec 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La última vez que se intentó hacer una reforma hacendaria de fondo corrió la sangre en el PRI. Fue en aquel 2001 cuando fracasó el intento, pero los diputados priistas destituyeron a Elba Esther Gordillo como coordinadora.
El episodio es importante sólo porque señala lo difícil que ha sido en México realizar reformas tributarias.
Uno de los compromisos del Pacto por México es la realización de una reforma hacendaria, compromiso que no se facilita por el hecho de que los partidos políticos estén de acuerdo en realizarla; los cambios fiscales afectan a todos los sectores, empezando, en este caso, por transportistas y campo, que gozan de regímenes fiscales preferentes y, que sin duda, deben eliminarse y eso significa que no es suficiente el acuerdo partidista para meterle mano a los impuestos.
La reforma hacendaria no atraerá tantas coincidencias ni alabanzas como ha sido con la reforma educativa, por el sencillo hecho de que habrá muchos afectados si los cambios son en serio: millones de consumidores levantarán la voz en cuanto se percaten que se planteará aplicar el IVA a muchos alimentos y medicinas que hoy no pagan ese impuesto al consumo.
Organizaciones de transportistas volverán a copar la Cámara de Diputados, como ya lo hicieron alguna vez, en cuanto se den cuenta del intento de quitarles la tasa preferencial del ISR que hoy disfrutan y lo mismo harán las organizaciones campesinas.
Pero muchos ciudadanos levantarán la voz cuando se den cuenta de que se cierran espacios a la evasión y elusión fiscales. Habrá también quien resulte beneficiado, como todo mundo que hoy batalla con el cálculo de dos impuestos, el ISR y el IETU.
Pero nada más.
La realidad a la que deberá enfrentarse el presidente Peña Nieto es la enorme resistencia que se ha creado en el país a través de los años, a que se realice una verdadera reforma hacendaria que, a fin de cuentas, lo que pretende es sacar miles de millones de pesos de los bolsillos de los ciudadanos para llevarlos a las arcas del gobierno.
En efecto, el propósito fundamental de una reforma hacendaria es aumentar la recaudación de impuestos, de un 10.5% del Producto Interno Bruto que es hoy, a cuando menos el equivalente del 18% del PIB. Y eso significa quitarles dinero a los ciudadanos para dárselo al gobierno.
La última vez que eso se intentó fue con las torpezas del gobierno de Vicente Fox y por eso fracasó el intento.
No hay duda de que el país necesita una reforma hacendaria, pero es inevitable el sentimiento mes de que “se haga la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre”. Es decir, cóbrenle a los de enfrente, pero a mi déjenme las cosas sin ningún cambio.
Y de ahí nacerán las resistencias.
Esta es la última Perspectivas del año. Felicidades a todos y nos leeremos el 8 de enero del 2013.
Hasta entonces con nuevas…PERSPECTIVAS.

*Periodista
luemer@gmail.com




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Pide Ivonne Ortega licencia; quiere ser candidata a la Presidencia
Accidente de avión de carga causa 37 muertos en Kirguistán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.73
Venta 22.23
€uro
Compra 22.94
Venta 23.44

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad