Thursday 23 de March de 2017

Rey de Plateros, un hombre con historia

Eulalio Escareño tiene 102 años

     20 Nov 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
  • Don Yayo recuerda la mayor parte de su vida a pesar de su avanzada edad. (Tómas Vázquez) Don Yayo recuerda la mayor parte de su vida a pesar de su avanzada edad. (Tómas Vázquez)
Imagen de


A sus 102 años, Elualio Escareño, también conocido como Rey de Plateros, nunca se había sentido tan vivo; aunque ahora con diversos problemas de salud y sin el sentido de la vista, Don Yayo, tiene ganas de seguir en este mundo hasta que Dios se lo permita.
El abuelo de 102 años no se olvida de algunas cosas memorables que vivió, “yo recorrí todo el mundo, crucé muchas fronteras, arrié yuntas y fui minero junto a mi padre”.
Don Yayo nació el 12 de febrero de 1911, tuvo seis hermanos: Pedro, Reynaldo, Antonio, Elena, María y Juana, todos originarios de la Hacienda de Tecolote de Cerro Ancho, Saltillo, Coahuila.
Pero fue en 1931 cuando, junto a su familia, llegó a Plateros, donde se quedó a vivir y encontró el amor.
Su primera historia de amor fue en los brazos de Emilia Silvacón, una hermosa joven con quien pensaba casarse, pero de un día para otro, sus padres se la llevaron y desde jamás supo de ella.
A los 21 años, contrajo nupcias con Simona García, a quien se la robó de un lavadero de la comunidad, “siempre me finteaba, me decía que sí se casaba y no más no; me la tuve que robar cuando la miré en los lavaderos”.
Don Yayo nunca fue un hombre de vicios, no tomaba alcohol, ni fumaba, su único interés fue la música y la bailada y el trabajo de campo, incluso cuenta que el solo llegó a recoger la siembra de poco más de hasta 3 toneladas de frijol y maíz.
Por desgracia, para Elulalio no todo fue miel sobre hojuelas, pues su esposa Simona, con quien tuvo seis hijos, perdió la vida, “la quise mucho, pero ni los médicos ni nadie pudo hacer algo por ella”.
Años después, cuando tenía 71 años, conoció a Pascuala, su segunda esposa y con quien tuvo cuatro hijos más. Desde entonces Don Yayo fue feliz con una gran familia.
El deterioró comenzó a sus 97 años, cuando todavía se iba a trabajar la tierra, y un burro lo tumbó y le ocasionó problemas en la cadera, poco a poco dejó la labor en el campo.
Al cumplir sus 100 años, recibió el nombramiento de la comunidad  como Rey de Plateros, además el gobierno federal le entregó una onza de plata que lleva con él todos los días.

cynthia@imagenzac.mx




Lo más leído
Muere un hombre y una mujer al ser atropellados por un tráiler
Visita al doctor
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad