Thursday 23 de March de 2017

Rinden homenaje en Bellas Artes a Antonio Aguilar

Recuerdan al ídolo zacatecano con un concierto especial

     9 Jul 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Flor Silvestre y Pepe Aguilar ocuparon el balcón presidencial del recinto.
Flor Silvestre y Pepe Aguilar ocuparon el balcón presidencial del recinto.

MÉXICO, DF.- El cantautor Pepe Aguilar agradeció a las máximas autoridades de la cultura en México, y en especial al Palacio de Bellas Artes, el tributo póstumo que ofrecieron  en memoria a su padre, el artista zacatecano Antonio Aguilar.
A cinco años de su fallecimiento, don Antonio por fin fue recordado como se lo merecía, con la interpretación de los temas musicales que más amaba y las canciones bravías que siempre lo identificaron con el pueblo, ahora mediante una de las mejores voces del bel canto, como la del tenor Fernando de la Mora.
El concierto-tributo dio inicio  a las 7:30 con invitados especiales como doña Flor Silvestre, pareja inseparable de don Antonio, y sus hijos, Antonio Aguilar Jr. y Pepe, quienes ocuparon el balcón presidencial.
Con la Sala Principal casi llena, el telón se elevó para dar paso a la vista de la pantalla de gran formato, en la que se proyectó el video-semblanza de Antonio Aguilar, elaborado por su productor de cabecera, Mario Hernández.
En el video, Vicente Fernández mencionó que el desaparecido ídolo fue uno de los que abrieron las puertas de la internacionalización a este género musical y a los cantantes de la nueva generación.
La proyección arrancó el grito de uno de los presentes en la sala, “Viva Antonio Aguilar”, exclamación que el tenor Fernando de la Mora apoyó con un “Sí señor”, para luego interpretar en la primera mitad del recital los temas que más amó Antonio Aguilar, como “Peregrina” y “Cenizas”.
A diferencia de la rigidez con que se escucha una pieza de ópera, Fernando de la Mora rompió las formas al invitar al público a que coreara el tema “Cuando ya no me quieras”, por lo que el recital mostró lo popular que fue la figura de Antonio Aguilar.
Magistralmente el tenor ejecutó canciones como “Granada”, “Nosotros”, “Dos almas” y “Júrame”, letras de Agustín Lara, Pedro Junco, don Fabián y María Grever, inundando de nostalgia el ambiente en el teatro de las Bellas Artes y arrancando las lágrimas de doña Flor Silvestre, al recordar a su gran compañero de vida que dejó de existir en 2007.

Al sonido del mariachi
El Ensamble Sinfónico, bajo la dirección de Ángel Rodríguez, que acompañó a Fernando de la Mora en la primera mitad del concierto, fue sustituido en la segunda parte por el mariachi Gama 1000, que salió con elegante traje de luces en color gris, sin embargo el tenor prefirió la solemnidad de un smoking en color hueso.
El sonido del mariachi invitó a todos los presentes a corear los temas más bravíos que don Antonio Aguilar cantara en vida, por lo que el público coreó todas y cada una de las letras, acompañando con ello al tenor Fernando de la Mora.
Temas como “Ánimas que no amanezca” y “Fallaste corazón” dieron la bienvenida al primer popurrí de canciones como “Gabino Barreda”, “Lucio Vázquez”, “Juan charrasqueado”, “El hijo desobediente”, “Juan Colorado” y “La tumba abandonada”.
A su llegada al Palacio de las Bellas Artes, Pepe Aguilar agradeció a las autoridades culturales el gesto de homenajear a su padre y sobre todo la muestra de que su padre sigue vigente en el corazón de los mexicanos a través de sus canciones.
“Mi padre se fue físicamente, pero musicalmente hablando, aquí está, y me siento orgulloso de su legado y de su trayectoria”, mencionó.
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.02
Venta 19.52
€uro
Compra 20.47
Venta 20.97

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad