Thursday 19 de January de 2017

Romney y Obama preparan alegato final

     2 Nov 2012 22:18:53

A- A A+

Compartir:

WEST CHESTER, OHIO.- Al llegar a la enconada fase final, el presidente Barack Obama acusó el viernes a Mitt Romney de atemorizar a los votantes con mentiras, mientras que su retador republicano advertía sombríamente sobre la parálisis política y otra recesión si Obama consigue un segundo período. Al ingresar al último fin de semana de la contienda, un importante reporte sobre la economía demostraba un aumento de contrataciones pero millones aún siguen sin trabajo.

"¡Cuatro días más!" gritaban los partidarios de Romney en una manifestación proselitista en Wisconsin. "¡Cuatro años más!" rugían los simpatizantes de Obama mientras el presidente hacia campaña en Ohio.

Con Ohio en el meollo de la contienda, los candidatos aceleraban sus alegatos finales antes del cierre de campaña, ambos aferrándose al centro del espectro político al tiempo que se criticaban mutuamente. Los contrincantes dedicaron especial atención a casi todos los nueve estados cruciales en las elecciones, así como los principales miembros de sus equipos, y Romney presionaba para añadir Pensilvania a los estados más disputados en el último minuto.

Se podía sentir la urgencia por toda la campaña, desde multitudinarias manifestaciones hasta la votación adelantada de casi 24 millones de personas. Fuera de la Casa Blanca, cuadrillas de trabajadores sentaban las bases para las tribunas para el escenario de la tradicional ceremonia de juramentación del 20 de enero.

Obama, por primera vez criticó personalmente a Romney por los avisos en que insinuaba que los fabricantes de automóviles General Motors y Chrysler estaban exportando los empleos a China a expensas de Ohio, un estado que depende de la industria. Ambas empresas han reaccionado diciendo que los avisos mienten. El asunto es un punto muy delicado en Ohio, que quizás se ha convertido en el estado eje de las elecciones.

"Sé que estamos cerca de una elección, pero esto no es un juego", comentó Obama, en Hilliard, Ohio, un suburbio de mayoría republicana en la capital estatal Columbus. "Estos son empleos de personas. Se trata de la vida de estas personas.... Uno no debe asustar a los trabajadores estadounidenses solo por asustarlos para obtener votos".

Por primera vez, el tan esperado reporte mensual de empleos se vio opacado por el intenso ritmo de la contienda presidencial y sin tener visos de afectar el resultado de los comicios.

La tasa de empleos demostró un aumento de 171.000 puestos de trabajo para octubre, una mejor cifra de lo esperado, en un reflejo de que la economía sigue mejorando. Pero la cifra no es suficiente para reducir seriamente el desempleo, que se ubicó en el 7,9%.

No hay otro asunto más importante para los votantes que la economía y el tema se ha convertido en el mensaje de cierre de campaña de Romney.

El candidato republican afirma que la presidencia de Obama podría significar la continuación de una relación Espinosa con el Congreso, enfrentamientos ante el posible cierre de las oficinas del gobierno, un contraproducente efecto en la economía y quizás "otra recesión".

"Nunca ha liderado, nunca ha trabajado con los dos partidos, nunca entendió en realidad cómo se crean más empleos en la economía", destacó Romney, empresario de una firma privada, en su campaña en Wisconsin.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, se mofó del más reciente recurso de campaña usado por el candidato republicano con respecto al bipartidismo en el Congreso.

"La fantasía de Mitt Romney de que los demócratas del Senado colaborarán con él para aprobar su programa fuertemente conservador es ridícula", destacó Reid.

Mientras la contienda política se intensificaba, la aflicción de la vida real se dejaba sentir en el noreste de Estados Unidos.

La cifra de muertos y la frustración aumentaban ante las secuelas de la devastadora tormenta Sandy. Millones de habitantes seguían sin electricidad y miles de conductores no podían abastecerse de gasolina.

En los primeros días de la respuesta de asistencia federal ante la tormenta, Obama destacó que él comandaba el esfuerzo.

"En nuestro ascenso y en nuestra caída somos en conjunto una nación como un solo pueblo", afirmó, antes de iniciar directamente la recuperación económica bajo su supervisión.

Las encuestas de opinión seguían sin dar un ganador absoluto en los últimos días. Pero Romney seguía con mayores dificultades para obtener la victoria porque debe ganar en los nueve estados más reñidos a fin de obtener 270 votos de los colegios electorales de: Ohio, Florida, Virginia, Carolina del Norte, Colorado, Nevada, Wisconsin, Iowa y Nueva Hampshire.

Obama visitó más lugares además de las grandes ciudades en Ohio antes de regresar a la Casa Blanca. Romney realizaba manifestaciones hasta la víspera del último fin de semana de la campaña.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad