Wednesday 18 de January de 2017

Salón Riviera, PAN y el regreso del PRI

     3 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El Salón Riviera fue, por muchos años, el símbolo de reunión de los panistas. Cada fin de semana se reunían y convivían líderes, militantes y muchos de los que conocimos encumbrados en los últimos 12 años en el poder federal. Fueron los años de aquel PAN de la resistencia civil, de ideologías cimentadas y sólidas, de Gómez Morín, de González Morfín, de González Torres, de Vicencio Tovar, de Luis Héctor Álvarez, de Clouthier, de muchos más y el último de estos mohicanos, Carlos Castillo Peraza. Por entonces Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa eran una broma en las dirigencias y, ni por asomo, se planteaban la llegada a la Presidencia de la República.
Ese salón era un punto de reunión, casi tan importante como el CEN del PAN, ubicado en López Cotilla, a unas cuadras. Del Salón Riviera surgieron los acuerdos para las rifas que le dieron vida económica al PAN durante varios años, las deliberaciones de quiénes ocuparían los primeros cargos de representación popular, se discutían las estrategias de oposición al gobierno y se formaron las primeras alianzas entre los cuadros panistas. Todavía las últimas reuniones celebradas en ese famoso Salón Riviera, ubicado en la Colonia del Valle, entre la diagonal del eje uno poniente Cuauhtémoc y la avenida División del Norte, se celebraron a finales de los 90. Durante los 12 años de poder del PAN se abandonó y hace algunos meses fue demolido. No quedó un sólo ladrillo y en sus últimos años fue habitado por decenas de personas indigentes y vendedores ambulantes de esta zona.
Era un lugar lleno de fantasmas blanquiazules. Hay, inclusive, miles de fotos del PAN de aquellos años y hoy, ya nada queda. El PAN ha regresado a ser oposición, después de 12 años de desfigurarse en la Presidencia de la República y abandonar aquellos principios. El PRI regresa a la Presidencia de la República. La analogía entre lo que le pasó al Salón Rivera, hoy demolido, y el PAN, hoy destruido, es un asunto paralelo para la historia. Hace algunos días me decía la doctora María Elena Álvarez, viuda del exlíder panista  Abel Vicencio Tovar, que el PAN se perdió en Los Pinos. Los 12 años de poder presidencial -asegura- lo corrompió.
Después de 12 años del PAN en la Presidencia de la República, el PRI regresa con otra perspectiva al poder. El PAN no pudo y se perdió. En estos días que vienen escucharemos en el presidente de México, Enrique Peña Nieto, los discursos para la recomposición de cuadros, la integración del  gabinete, las prácticas priístas de esta nueva generación, el listado de compromisos que contrajo. Todo se hace, para utilizar la analogía de la historia, sobre un PAN desfigurado y rebasado por las circunstancias del país. El PRI no regresa para experimentar. Esta aquí porque sabe cómo se demuelen los edificios, como el Riviera, que no sirven. El PAN olvidó sus principios y líderes; el PRI no.

*Periodista




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.51
Venta 22.01
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad