Tuesday 17 de January de 2017

Salto a la historia

Fueron testigos de un hecho histórico

     17 Oct 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
  • El atleta saltó desde una altura de 32 kilómetros. El atleta saltó desde una altura de 32 kilómetros.
Imagen de


ROSWELL, NUEVO MÉXICO.- Félix Baumgartner se paró calmadamente en la portezuela de una cápsula suspendida sobre la Tierra, preguntándose si sobreviviría. 32 kilómetros abajo, millones de personas le acompañaron, mirándole en internet y maravillándose ante la emoción del momento.
Un segundo más tarde, saltó de la cápsula en una caída libre hacia el desierto de Nuevo México, viéndose como un punto blanco diminuto en medio del cielo azul. Millones le observaron casi sin respirar mientras rompía la barrera del sonido y 9 minutos más tarde aterrizaba a salvo en paracaídas, para ser el primer hombre que rompe la barrera del sonido con su cuerpo en el mundo.
“Cuando estaba allá arriba, encima del mundo, uno se siente muy humilde”, dijo Baumgartner el domingo luego del salto. “Lo único que te preocupa es regresar con vida”.
Fue parte maravilla científica y parte programa televisivo de proezas. El acto fue transmitido en vivo por internet y capturó la atención mundial en un domingo tranquilo.
Transcurrió sin que ninguna cadena televisiva estadounidense lo transmitiese en vivo, aunque los organizadores dijeron que más de 40 canales televisivos en el mundo -incluido Discovery Channel- mostraron las imágenes de la web. En su momento pico, el salto atrajo 8 millones de espectadores simultáneos en YouTube, dijeron funcionarios del portal.
Más de 130 medios digitales mostraron el acto, dijeron los organizadores.
Baumgartner, un austríaco de 43 años, alcanzó una velocidad de Mach 1.24 (mil 342 kph), de acuerdo con datos preliminares, y se convirtió en la primera persona en romper la barrera del sonido sin viajar en un avión a chorro o una nave espacial. La cápsula en la que se elevó alcanzó una altura de 39.045 metros sobre la Tierra, llevada por un globo de helio.
Al aterrizar en el desierto, El Intrépido Félix alzó los brazos en señal de triunfo, ante los vítores de amigos y espectadores que siguieron el salto en un centro de mando. “A veces tenemos que subir muy alto para entender lo pequeños que somos”, dijo Baumgartner.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.62
Venta 22.12
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad