Sunday 22 de January de 2017

"Se busca traidor simpático": Siria

     30 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El Presidente Obama y la Secretaria de Estado Clinton no consiguen ocultar su nerviosismo: Bashar al Assad se resiste a hacer suyo el “guión” de la llamada “transición democrática” elaborado, como siempre, por las computadoras del Consejo de Seguridad Nacional o el Departamento de Estado.
Decididamente, el dictador no sintoniza con los programas ideados por los ilustres politólogos “WASP” que controlan el pensamiento del imperio.
Es posible que la computadora se haya equivocado al tratar de meter en el mismo saco a todos los gobernantes árabes.
También cabe que los datos suministrados por las antenas de la CIA en la región hayan sido erróneos, cuando no tendenciosos. No sería esta la primera vez en la que Occidente actúa deliberadamente contra sus propios intereses.
Lo cierto es que 16 meses después del inicio de la revuelta siria, el desconcierto reina en Washington. Los servicios de inteligencia no han sido capaces de recabar información fidedigna acerca de los líderes de los movimientos de resistencia.
 Poco se sabe sobre los perfiles de quienes controlan el Consejo Nacional Sirio, conglomerado de facciones opositoras que difícilmente fingen la unión; poco se sabe acerca de los cabecillas del Ejercito Libre de Siria, agrupación sui generis integrada por militares y milicianos de diversas procedencias.
Ante la imposibilidad de obtener información a través de sus servicios de inteligencia  la administración estadounidense se limita a actuar a “palo de ciego”.
A las cada vez más vehementes amenazas de Clinton se suman los llamamientos de la Liga Árabe, que insta a Bashar a abandonar el pode.
De hecho, la mayoría de los actores conoce la problemática del por ahora hipotético proceso de transición. Sus objetivos prioritarios: evitar un vacío de poder político, mantener la unidad del Ejercito, impedir la proliferación de grupúsculos paramilitares y -ante todo- impedir por todos los medios la partición geográfica de Siria.
Lo cierto es que estas metas sólo podrán lograrse apostando por un gobierno de transición fuerte y coherente. Los rebeldes o, mejor dicho, algunos sectores del Consejo Nacional, no descartan la posibilidad de dialogar con una “personalidad” designada por el actual régimen. Sin embargo, todos rechazan la idea del diálogo con el propio Bashar.
La existencia de importantes arsenales de armas químicas y bacteriológicas preocupa más a Israel, acérrimo enemigo de Damasco, que a los vecinos árabes o musulmanes de Siria.
Por su parte, Washington no parece dispuesto a reeditar los errores de cálculo cometidos en Libia. La caída de Al Assad debe tener, pues, visos de “credibilidad democrática”. En este caso concreto, la receta debería redactarse de la siguiente manera: “Se busca traidor simpático, de buen ver, con dotes de mando, capaz de liderar un proceso de transición”.  ¿Algún candidato a la vista?

*Centro de Colaboraciones Solidarias




Lo más leído
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad