Monday 16 de January de 2017

Se pierden 60 mil toneladas de agave; no hay quien lo compre

Productores de Teul de González Ortega no encuentran mercado para comercializar su cosechas

     5 Dec 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • En Milpillas de Allende, Huitzila y Hacienda de Guadalupe se han perdido 400 hectáreas. En Milpillas de Allende, Huitzila y Hacienda de Guadalupe se han perdido 400 hectáreas.
  • Algunos confían que en 2012 el kilo del producto llegue a 3 pesos. Algunos confían que en 2012 el kilo del producto llegue a 3 pesos.
  • Cenobio Lamas  dijo que el problema también ha afectado a las mezcaleras por la competencia con las destiladoras  de Jalisco. Cenobio Lamas dijo que el problema también ha afectado a las mezcaleras por la competencia con las destiladoras de Jalisco.
Imagen de


A casi 12 años de que una fuerte alza en el precio del agave motivara a agricultores del sur del estado a cultivarlo con el sueño de volverse millonarios en un mediano plazo, actualmente más de 100 productores del Teul de González Ortega han perdido cerca de 60 mil toneladas del producto, debido a las nulas opciones para comercializarlo.
Según informaron productores de la región, en Huitzila y Milpillas de Allende se pudrieron 150 hectáreas y en Hacienda de Guadalupe otras 100, en las que se estima un rendimiento promedio de 150 toneladas de agave por cada una.
El gran negocio
Entre el 2000 y 2002 las plagas ocasionaron graves afectaciones a las plantaciones de la zona tequilera de Jalisco, por lo que las grandes empresas de este ramo se volcaron a comprar la producción de Zacatecas.
Esto provocó que los productores decidieran hacer grandes inversiones en lo que entonces se consideró una buena posibilidad para incrementar sus ingresos.
La fuerte demanda de agave hizo que los precios se dispararan y el kilo llegó a costar hasta 16 pesos, lo que para una persona con tan sólo una hectárea podía representar una ganancia de hasta 2 millones de pesos.
A partir del 2002, productores y ganaderos de aquella región optaron por arriesgarse y sembrar grandes extensiones de tierra con lo que se denominó “el oro azul”, pese a que una sola planta de agave llegó a costar 10 pesos y se requerían 40 mil pesos inicialmente para sembrar una hectárea.

Impulso gubernamental
Los altos precios del agave también animaron al entonces gobernador Ricardo Monreal, cuya administración anunció en agosto del 2001 un gran proyecto para capacitar y organizar a los agaveros en sociedades rurales, a fin de que posteriormente constituyeran empresas integradoras.
Antonio Mejía Haro, secretario de Desarrollo Agropecuario en ese periodo, aseguró que esos eran los primeros pasos para conformar agrupaciones agroindustriales con acceso a financiamiento, capacitación, asistencia técnica, tecnologías modernas, insumos por escala y mejoramiento de los rendimientos de las cosechas.
Con ello, aseguró el funcionario, se podría incrementar la calidad de los productos y reducir costos en la producción de agave.
Las metas principales contemplaban instalar fábricas de destilado y envasado que aseguraran la calidad del mezcal a fin de posicionarlo en los mercados nacional e internacional.
Además, se planteó la reconversión productiva para sustituir cultivos tradicionales con alta siniestralidad debido a la sequía por cultivos de maguey.
El resultado de la estrategia lo resume el productor Andrés Carranza: “Nunca nos imaginamos que enfrentaríamos tantas pérdidas, el gobierno nos prometió apoyo para comercializar los excedentes o en su caso para vender el mezcal; nada nos cumplieron y ahora todos los que sembramos agave sólo vemos cómo se está pudriendo”.

Negocio de tontos
Conforme pasó el tiempo y teniendo en cuenta que el agave azul requiere de siete años en promedio para su maduración, las plantaciones de Jalisco fueron recuperándose y el precio del agave zacatecano se fue en picada.
En el 2009, cuando las plantaciones del 2002 estuvieron listas, el precio por kilo ya se encontraba entre 1 y 2 pesos, aunque algunos productores todavía pudieron vender su cosecha.
Rigoberto Muro, de Milpillas de Allende, dijo haber sido uno de los tantos productores que en el 2002, mientras trabajaba en Estados Unidos, invirtió 20 mil dólares para sembrar 5 hectáreas de agave.
“Los amigos de Milpillas me invitaron a entrarle a este negocio y acepté porque pensé que me iba a hacer millonario, ahora estoy vendiendo el kilo (de agave) a 35 centavos”, explicó.
Decepcionado, comentó que “el gobierno sólo nos vio la cara de tontos a todos, voló a toda la gente para que plantaran porque iba a haber apoyos, pero nomás plantamos y nuca hubo un apoyo de nada”.
Contó que a la fecha en Milpillas de Allende por lo menos unas 150 hectáreas de agave ya se han podrido en los campos, pues nadie lo quiere comprar.
“A mí ya se me han echado a perder más de 80 toneladas, hay gente que para que no se le pudra el agave prefiere invertirle más dinero y llevarlo a alguna fábrica para que se lo maquilen, pero eso de nada sirve porque tampoco hay quién lo compre”, dijo.
Añadió que en esa comunidad cerca de 100 productores invirtieron en la plantación de agave y llegó a haber por lo menos 200 hectáreas sembradas equivalentes a 800 mil plantas.
Agregó que también entró como socio a la mezcalera 3 Pueblos, ubicada en García de la Cadena, porque supuestamente el gobierno de Estados Unidos iba a acaparar toda la bebida que produjeran, pero a la fecha no han comprado ni un solo litro.

Se echan la bolita
En mayo del 2008, ocho años después de que se dieran las primeras plantaciones de agave, el tema de la pudrición de plantas se expuso a la entonces gobernadora Amalia García Medina, quien culpó del problema a la mala programación que se hizo en el sexenio de Ricardo Monreal.
Agregó que los responsables no fueron sólo las autoridades por no hacer un trabajo integral, sino también los productores, quienes cultivaron motivados por los altos precios de la planta.
Para enero del 2009 el problema ya no sólo tenía qué ver con una mala planeación, pues José Luis Medina Rodríguez, presidente del Sistema Producto Agave Mezcal en Zacatecas, afirmó que estaban detenidos 10 millones de pesos del presupuesto del 2008 debido a que el gobierno estatal no depositó su parte.
Además, denunció que las autoridades estatales estaban promoviendo la división entre los agaveros y de haber impulsado los proyectos donde vieron provecho político y electoral.

Mejor prenderle fuego
El resultado de las malas decisiones de productores y autoridades se refleja en historias como la de Ricardo Flores, agavero de Huitzila desde el 2001, quien a la fecha ya ha perdido 3 hectáreas equivalentes a más de 400 toneladas de agave.
“El mercado se acabó y ahorita el agave no vale nada, para lo único que sirve es para dejarlo que se pudra en las tierras y les sirva como fertilizante”, dijo.
El productor consideró que a la problemática se suma el excedente de agave que se dio en la zona tequilera de Jalisco, donde las grandes destiladoras prefieren adquirir la materia prima de su propio estado para conservar la calidad.
Consideró que las mezcaleras como Huitzila, Zacatecano, Hacienda de Robles, Don Aurelio, Caxcan y 3 Pueblos, instaladas en García de la Cadena y Teul de González Ortega, tampoco han querido adquirir el producto, pues la mayoría tiene sus propias plantaciones.
Ante la difícil situación, aseguró que en García de la Cadena “de plano hubo productores que prefirieron meterle fuego a sus plantaciones para sembrar otros productos como calabazas”.

La esperanza nunca muere
Andrés Carranza, productor de la comunidad Hacienda de Guadalupe, ha perdido las 20 hectáreas de agave que plantó en el 2000, 2002 y 2003, un equivalente a 80 mil plantas y 2 mil 800 toneladas de la materia prima.
Pese a que llegó a ser uno de los más prósperos de la región y de los pocos que beneficiados con el incremento de los precios hace casi 12 años, hoy es de los que más pérdidas ha sufrido.
En esta comunidad, comentó, “se perdieron ya alrededor de 150 hectáreas; a mí sólo me quedan ocho y ya van dos años que no siembro, cuando el kilo bajó hasta 1 peso le perdí la voluntad y dejé de cultivar”.
No obstante, Andrés confía en que para el próximo año los precios empiecen a repuntar y se pueda vender en por lo menos 3 pesos.

Competir contra el tequila
Cenobio Lamas, gerente la destiladora Casa Mezcal Huitzila, corroboró la situación de los agaveros del Teul.
Explicó que el problema se ha complicado tanto para los productores como para los procesadores del producto debido a la fuerte competencia que las compañías destiladoras de Jalisco han emprendido desde “que sintieron que el mezcal era un fuerte rival”.
“No podemos competir con las grandes marcas de tequila, sus precios superan por mucho los de nosotros a pesar de que el mezcal es de mejor calidad, pues contienen un menor grado de metanoles”, expresó.

El problema que se avecina
Aunque desde el sexenio de Amalia García las plantaciones de mezcal comenzaron a convertirse en un problema, es en la actual administración, a cargo de Miguel Alonso Reyes, donde los productores enfrentarán los mayores estragos.
Así lo advirtió desde noviembre del 2010, Eduardo López Muñoz, secretario de Desarrollo Económico, por lo que presentó a los mezcaleros de la entidad el Plan Integral del Sistema Producto Maguey-Mezcal.
Entre los principales problemas que advirtió fue el pudrimiento de las piñas de agave, capacidades sobradas para producción de mezcal y principalmente falta de comercialización, situación que a la fecha sigue sin resolverse.




Lo más leído
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.84
Venta 23.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad