Thursday 19 de January de 2017

¿Secretario ejecutivo? La forma es fondo

Dentro de las facultades específicas del secretario general, están precisamente la de coordinar a los secretarios y no sólo eso, sino hacer que cumplan los acuerdos, órdenes, circulares y en general todas las disposicine

     4 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El gobernador del estado ha designado a Rafael Sescosse Soto, como secretario ejecutivo de su despacho y, según informa la Coordinación General de Comunicación Social, el nuevo funcionario “dará seguimiento puntual a los acuerdos que se tengan con los titulares de cada dependencia y revisará los alcances de acciones y programas convenidos entre el estado y la federación”.

La investidura de Sescosse Soto, de por sí, motivó cuestionamientos de representantes de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática e inclusive de algunos periodistas.
Pedro Martínez Flores dirigente de Acción Nacional, refiere tal nombramiento como un simple “pago de favores”, en tanto que Juan Mendoza, diputado local perredista, dijo que se trata es un “premio a quien ha dado pobres resultados en su actuación en el ejercicio de la función pública”.
Fue tal el impacto en algunos medios, que uno de ellos cabecea a ocho columnas: “Rechazo a la designación de Sescosse Soto”.
El nuevo funcionario defiende tanto su ascenso como el cargo recién creado, y afirma que como secretario ejecutivo del despacho del gobernador, entre sus atribuciones estará la de “concertar las acciones interdependencias” y que además “se encargará de que las indicaciones lleguen inmediatamente a la instancia correspondiente y que los secretarios o directores las ejecuten”.
Desde mi punto de vista el fondo de éste asunto no es tanto la designación de Sescosse Soto, de quien no pongo en duda su capacidad.
Lo que motiva  a escribir sobre éste tema es  porque la creación de una secretaría ejecutiva con atribuciones para recabar información de las diferentes áreas de la administración pública, encausar indicaciones a los secretarios del ramo, concertar acciones interdependencias y coordinar las relaciones con dependencias federales, rompe el tejido institucional, demeritando en mucho la figura de la Secretaría General de Gobierno y creando una secretaría con poderes meta-legales y fácticos (independientemente de la duplicidad de funciones), en la medida en que no hay una ley o reglamentación jurídica en la que queden sustentadas las facultades del secretario ejecutivo.
Ignoro si exista el decreto gubernativo que crea la llamada Secretaria Ejecutiva y si haya sido publicado en el periódico oficial, como corresponde a un acuerdo de esta naturaleza, aunque de ser así, éste hecho no subsana la ausencia de ley o reglamento.
La fracción 4 del artículo 24 de la Ley Orgánica de la Administración Pública y que define las facultades del secretario general de gobierno,  señala entre otras la de “conducir las relaciones del poder ejecutivo con los otros poderes del estado, con los ayuntamientos, partidos políticos, sindicatos y las organizaciones de los sectores social y privado de la entidad, así como con la federación y las otras entidades federales en los asuntos que específicamente le sean encomendados por el gobernador”.
La fracción 5 del mismo artículo, agrega la facultad de “coordinar las relaciones y la colaboración entre las dependencias y entidades de la administración pública y hacer cumplir los acuerdos, órdenes, circulares y demás disposiciones que emita el Gobernador del estado”.
El secretario general de gobierno es legalmente el coordinador del gabinete. Hay quien le llama el jefe del gabinete y no sin razón, pues con las facultades que la ley le atribuye y la jerarquía institucional que el gobernador le delega, es la única autoridad intermedia entre el Gobierno del Estado y los municipios.
Es el enlace con los otros poderes (Legislativo y Judicial) y es también el enlace con el Gobierno Federal y sus dependencias. No sólo eso. Todos los acuerdos y decretos que expida el gobernador del estado, deben llevar la firma del Secretario General de Gobierno para que tengan fuerza y validez legal.
Dentro de las facultades específicas del secretario general, están precisamente la de coordinar a los secretarios y no sólo eso, sino hacer que cumplan los acuerdos, órdenes, circulares y en general todas las disposiciones que emita el gobernador del estado.
Todo esto lo convierte efectivamente, en un jefe de gabinete y no puede haber alguien por encima de él en la estructura administrativa que no sea únicamente el gobernador del estado.
Si a un secretario ejecutivo así sea Sescosse o cualquier otro, se le faculta para coordinar las acciones de los secretarios que aparecen en el organigrama de la Ley Orgánica de la Administración Pública y para girarles instrucciones en torno al trabajo de sus respectivas dependencias, entonces se rompe el tejido institucional  en demerito de la función pública y de los funcionarios.
La creación de una subsecretaria dependiente de la Secretaría General de Gobierno, que se encargue de dar seguimiento a las solicitudes y compromisos del gobernador del estado, sería una mejor solución en aras del respeto a las formas institucionales establecidas.

*Profesor universitario




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad