Tuesday 24 de January de 2017

Ser ejemplo para sus hijos, el reto más grande de Omar Martínez

     30 Jan 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Omar Martínez espera lograr un cambio en la federación.
Omar Martínez espera lograr un cambio en la federación.

El reto más grande que tiene en la vida Omar Martínez, nuevo presidente de la Federación de Clubes de Zacatecanos del Sur de California, es ser un buen ejemplo para sus hijos.
El hijo de padres villacosenses, que nació en Estados Unidos y está casado con su paisana Lilia Pérez, considera que el destino lo puso en un lugar privilegiado, pues no todos podrán decir que fueron parte de un pasaje importante de la historia.
Y es que Omar Martínez es veterano de dos guerras, la del Golfo Pérsico, que también se conoció como Operación Tormenta del Desierto o “la madre de todas las batallas”, según la llamó el protagonista principal Sadam Hussein.
La segunda fue la de Bosnia-Herzegovina en 1992, que vino tras la caída del comunismo de la antigua Yugoslavia y dejó más de 100 mil muertos.
Martínez ingresó a la Fuerza Naval de Estados Unidos a los 17 años porque le llamó la atención, expresa.
Dos años después le tocó enfrentar su primera guerra en los 90, cuando Sadam Hussein invadió Kuwait.
Recuerda que el 7 de agosto de 1990 partieron de un puerto del estado de Florida rumbo al Mar Rojo.
Ante su primera experiencia, reconoció que los soldados tenían temor, pero se despejó pronto por el entrenamiento básico que tuvieron en San Diego y en una escuela técnica de Tennesse, donde aprendieron el manejo de armamento; además, sabían que estaban luchando por una causa noble.
Aunque operó desde el sexto portaaviones USS Saratoga, un buque de guerra capaz de transportar y operar aviones, la vivencia no dejó de tener impacto.
“Eran como 27 aviones los que abastecíamos con armamento”, dice al recordar que la batalla comenzó a la 1 y media de la madrugada y duró los siguientes 40 días.
Los soldados permanecieron en el lugar alrededor de ocho meses y quizá lo más preocupante fue la amenaza constante de Hussein de atacar con armas químicas.
En la ofensiva de 1990, lo que siempre recordará, es la pérdida de 21 compañeros. Era una noche fría de diciembre en la que había un fuerte oleaje en el mar, relata.
Los soldados arribaron a un puerto de Israel, pero como la base era muy grande para el traslado a tierra ocuparon un barco que por el oleaje se volteó y todos perecieron.
En esa, su primera guerra, los temores de no regresar vivo lo motivaron a escribirle una carta a su madre en la que le recordaba lo mucho que la quería.
En la guerra del 92, explica que permanecieron en un crucero naval y su labor fue otorgar apoyo humanitario a los civiles serbios que padecían los estragos de la guerra de Bosnia.
Estas enseñanzas, expresa Omar Martínez, le permiten decir que no se puede hablar de paz en el mundo cuando hay guerras de por medio.

La empresa y la federación
Luego de dos años de dejar la Fuerza Naval, emprendió su propia empresa a la edad de 23, una empacadora de chiles y especias, que mantiene a flote desde hace 16 años.
Como estudiante, explica que se inclinó por la carrera de Administración de Empresas, pero el éxito con que crecía el negocio lo obligó a tomar una decisión y optó por abandonar sus estudios para dedicarse de tiempo completo al negocio.
Cuenta que su padre maneja una fábrica de dulce de piloncillo y basado en esa experiencia, conoció el mercado y los clientes. Así nació Miravalle Foods.
Omar Martínez dice que aunque no le tocó nacer en Zacatecas lleva la esencia en el corazón.
“Y somos muy mexicanos porque cuando escuchamos los gritos de ¡Viva México! cada 15 de septiembre se nos salen las lágrimas por querer estar ahí”, expresó.
Sobre su ingreso a la federación, dice que recibió una invitación de Gonzalo Nava, quien era integrante de la mesa directiva hace seis años y desde entonces es miembro activo.
Ahora, como presidente de la Federación de Clubes de Zacatecanos del Sur California, espera lograr un cambio y sobre todo la unidad, tratando con el mismo respeto a todos los miembros de los clubes.
Omar Martínez asegura que tiene ganas de trabajar y sabe hacerlo. “Es mentira cuando dicen, qué padre que eres dueño porque trabajas a la hora que quieres”, al contrario, hay que empeñarse un poco más, concluye.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad