Saturday 21 de January de 2017

Será Benedicto XVI recordado como el Papa de la "limpieza silenciosa"

     28 Feb 2013 08:46:22

A- A A+

Compartir:
CIUDAD DEL VATICANO.- Benedicto XVI será recordado como Papa por haber realizado la más extendida depuración entre los obispos del mundo, una "silenciosa limpieza" que le costó el puesto a decenas de pastores inadecuados.   A pocos días de terminar su pontificado, que concluye la noche de este día 28, el líder católico aceptó la renuncia anticipada del arzobispo de Saint Andrews y Edimburgo (Escocia), Keith OBrien, acusado por cuatro personas de "comportamientos inapropiados".   Ese fue el último de una serie de escándalos cuyos protagonistas han sido obispos y que Joseph Ratzinger se vio obligado a afrontar, en muchas ocasiones pidiendo renuncias o, directamente, removiendo de sus puestos a los responsables.   "La gran acción purificadora de Benedicto XVI ha creado fastidio". Eso dijo el "número dos" del Vaticano y secretario de Estado, Tarcisio Bertone, el 18 de junio de 2012.   El cardenal se refería al escándalo del "vatileaks", la crisis por la filtración de documentos confidenciales robados de los aposentos papales, que desde su punto de vista- había sido provocado por las decisiones difíciles del actual pontificado, entre ellos la depuración del episcopado.   No existen estadísticas oficiales sobre los obispos obligados a presentar sus renuncias anticipadas en los últimos ocho años.   Cuando un prelado deja su puesto por enfermedad o "causas de fuerza mayor", la sala de prensa del Vaticano difunde una nota de tres líneas para informar que la dimisión fue aceptada por el Papa según el número 401.2 del Código de Derecho Canónico, la ley fundamental de la Iglesia.   Desde la llegada de Joseph Ratzinger al trono de San Pedro las dimisiones obligadas se multiplicaron. De acuerdo a un conteo realizado por Notimex, de abril de 2005 a la fecha dejaron su puesto con esa fórmula un total de 85 obispos, un promedio de uno cada 36 días.   De estos sólo una cifra menor se debió a males físicos, como los estadunidenses John Jeremiah McRaith de la diócesis de Owensboro (renunció el 05.01.2009), Ignatius Anthony Catanello de Brooklyn (20.09.2010) o Daniel Buechlein de Indianápolis (21.09.2011).   El resto dimitió, entre otras cosas, por mala administración económica, problemas de tipo sexual, dificultades doctrinales y abierta rebeldía al Papa. Algunos directamente fueron exonerados de sus funciones, tras su negativa a renunciar.   Y ante escándalos públicos la Congregación para los Obispos de la Santa Sede concedió retiros en cuestión de días, como en los casos del argentino Fernando María Bargalló de la diócesis de Merlo-Moreno (26.06.2012), fotografiado mientras vacacionaba con una amante en México.   Uno de los primeros en salir de escena tras el inicio del ministerio de Benedicto XVI fue el obispo de Linz, Maximiliam Aichern (18.05.2005), conocido por sus marcadas posiciones progresistas.   Cuatro años más tarde (02.03.2009), Gerhard Maria Wagner rechazó el nombramiento que le hizo el Papa como pastor de esa diócesis austríaca por una revuelta de sacerdotes que lo consideraban "demasiado conservador".   Como consecuencia de sus posturas doctrinales dejaron el gobierno de sus diócesis también los argentinos Marcelo Angiolo Melani, de Neuquén (08.11.2011), y Juan Carlos Romanín, de Río Gallegos (26.04.2012); los australianos Patrick Percival Power, auxiliar de Camberra, (07.06.2012) y William Morris, de Toowoomba (02.05.2011).   Benedicto XVI tampoco ha tolerado las inconductas sexuales de los prelados. Sancionó por igual los abusos contra menores, el concubinato, la "doble vida" con hijos incluidos o los extraños comportamientos morales.   Por ello dejaron sus cargos Tamás Szabó, ordinario militar de Hungría (15.03.2007); los centroafricanos Paulin Pomodino, de Bangui, y Francois-Xavier Yombandje, de Bossangoa (26.05.2009); y el uruguayo obispo de Minas, Francisco Domingo Barbosa Da Silveira (01.07.2009).   El prelado territorial de Trondheim en Noruega, Georg Müller (08.06.2009); el canadiense de Antigonish, Raymond Lahey (26.09.2009); el mexicano avecindado en Perú y vicario apostólico de San José del Amazonas, Alberto Campos Hernández (08.08.2011) y el auxiliar de Los Ángeles, Estados Unidos, Gabino Zavala (04.01.2012).   En diversos países -especialmente en Irlanda, Estados Unidos y Australia- la mala gestión de la crisis por los abusos sexuales cometidos por sacerdotes católicos cortó abruptamente otras tantas carreras eclesiásticas.   Mientras tanto en Burkina Faso, Hungría, Italia, Congo, Eslovaquia y Croacia se registraron episodios de pésima administración económica que tampoco fueron ignorados por el Papa.                        


Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad