Monday 16 de January de 2017

Sin honor, la democracia es un absurdo

     23 Sep 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

"La democracia no está hecha para los que confunden  humildad con humillación y se portan como borregos, sino para quienes están dispuestos a guardar humildemente la libertad y la dignidad… Sin honor, la democracia es un absurdo”.
(Javier Sicilia en “Estamos hasta la madre”)

Para Juan García Páez.
Mi reconocimiento

Son pocos los que se atreven a disentir de un presidente de la República o de un gobernador, menos  quienes en defensa del honor alzan la voz en señal de reclamo ante un agravio recibido. Juan García Páez es uno de esos pocos.
Tuve el honor de ser invitado al Primer Informe de Actividades del Presidente del Municipio de Fresnillo, licenciado Juan García Páez. El evento transcurrió ordinariamente como cualquier acto político de esa naturaleza: pase de lista de cabildo, instalación de la sesión solemne, recepción al gobernador, honores a la bandera y entonación del Himno Nacional, presentación de invitados y luego el esperado informe de actividades. Para concluir,  un mensaje del titular del ejecutivo.
Nada extraordinario, hasta que, al hacer uso de la palabra el gobernador, no fue un mensaje político el externado y esperado, sino un segundo informe sobre las inversiones que en obra pública realizó en un año el Gobierno del Estado a favor del municipio anfitrión.
Luego, como para demostrar en los hechos el apoyo al municipio de Fresnillo, se hizo el anuncio de la donación de una pipa cisterna que se entregaría al finalizar el evento; vehículo que efectivamente se entregó y del cual firmó de recibido el presidente para, en acto seguido ¡ser despojado del mueble, que sería motivo de una segunda entrega y en evento similar al municipio de jerez!
La respuesta del presidente municipal no se hizo esperar. Al afirmar que la simulación jamás da buenos resultados, se mostró en contra de la “actitud mostrada por el mandatario estatal” y dijo: “ me dio pena que me entregaran una pipa, que me dieran las llaves públicamente, nos hicieran firmar un documento y a los cinco minutos me la pidieran para llevársela y entregarla también a otro municipio”.
El reclamo,  justo del presidente, no fue para “ subir al ring en contra del gobernador (¿quien quiere eso?), tampoco como acto de líder de partido o para quedar bien con algún correligionario; fue simplemente un acto de honor ante lo que él consideró un agravio. Venga de quien venga.
“El honor no es un valor entre otros (mucho menos un valor decorativo y económico), sino el valor fundamental, ese valor en el que los seres humanos depositan el derecho a existir en su alteridad, ese valor que los lleva a colocar por encima de todo esa parte de sí mismos que debe ser respetada y que proclaman, incluso , superior a su existencia, ese valor sin el cual los preceptos y los actos carecerían no sólo de dignidad personal y de sentido ético, sino de esa grandeza que hace del hombre una verdadera imagen de Dios”, sigue diciendo Sicilia.

Fe religiosa y humanismo: la gran controversia
Nueve diputados del estado, presentaron el martes pasado una iniciativa para adicionar un párrafo al artículo 26 de la Constitución Política del Estado. “Se reconoce, se protege y se garantiza el derecho a la vida de todo ser humano desde el momento de la fecundación, hasta su muerte natural” dice el texto propuesto.
Es obvio que la iniciativa pretende impedir desde el marco constitucional, cualquier reforma legal cuya intención sea la despenalización del aborto.
Son dos los argumentos que esgrimen los diputados: un concepto de vida a partir de “las sucesivas divisiones celulares que empiezan a seguir un plan claramente predeterminado” y datos estadísticos de muertes por aborto en diversos países (sin remitir a fuente alguna), además de las ocurridas en México con datos de INEGI (sin especificar el nivel socioeconómico de las fallecidas ).
 Un tema tan complejo no puede tratarse con ligereza, lo que obliga a los diputados que, antes de  dictaminar, analicen el asunto con la profundidad requerida y los alcances del texto propuesto.
Dice el filósofo italiano Uberto Scarpelli: “El problema del aborto no es un problema marginal, ni un problema puramente técnico, sino el lugar crítico de una cultura entera, de una visión del mundo. Se enfrentan en torno a él la fe religiosa y el humanismo, la metafísica y la filosofía del hombre, el paternalismo de quien quiere imponer a todos la propia posición moral y la reivindicación de la libertad”.   
Los alcances de la iniciativa, dada la exposición de motivos y la redacción propuesta; van más allá  del tema del aborto, también tienen que ver con la eutanasia, la distanasia, la voluntad anticipada y hasta con la donación de órganos. Ojalá impere el razonamiento y el humanismo. Luego abundaré sobre el tema.

*Profesor universitario




Lo más leído
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
Ante el 'gasolinazo', conoce las alternativas energéticas
Ajuste salarial sólo ahorraría 182 mdp; recorte para alta burocracia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.86
Venta 23.36

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad