Monday 23 de January de 2017

Sin opciones

     3 Jul 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:
  • (Oscar Baez) (Oscar Baez)
  • Algunos de los niños son obligados a trabajar en los cruceros. (Fernando Camacho) Algunos de los niños son obligados a trabajar en los cruceros. (Fernando Camacho)
  • Algunos de los niños son obligados a trabajar en los cruceros. Algunos de los niños son obligados a trabajar en los cruceros.
  • (Cynthia Sánchez) (Cynthia Sánchez)
Imagen de


Desafortunadamente muchos de los niños que están en la calle no quieren trabajar, pero los papás los obligan

No toda la gente nos da dinero, pero la lucha se hace

Para algunos limpiaparabrisas los cruceros son la única opción de trabajo que han encontrado por su falta de preparación, en la que ha tenido que incluir a sus familias. Para otros, es una manera fácil de ganar dinero.

En cambio para los niños que se dedican a esto, según las autoridades, trabajar en las calles les significa perder la oportunidad de ir a la escuela para ser explotados, en la mayoría de los casos, por sus propios padres.

En Zacatecas y Guadalupe hay al menos 230 limpiaparabrisas, quienes ganan entre 100 y 200 pesos al día.

Algunos, pese a las oportunidades de conseguir un empleo formal y salir de las calles, reconocen que ganan más con esta actividad y es menos el esfuerzo.
Se calcula que 20% de las personas que se dedican a este oficio son de la capital y la zona conurbada. La mayoría proviene de municipios como Jerez, Villanueva, Calera y Río Grande, y de estados como Coahuila, Aguascalientes y Durango.

Ganamos más en la calle
“Diariamente ganamos hasta los 200 pesos en este semáforo”, aseguró Luis González Gaytán, limpiaparabrisas del crucero de El Orito, quien junto con su esposa Jacqueline Hernández Leal trabaja todos los días para mantener a sus hijos de 5, 3 y 1 año.

“El DIF nos consiguió un trabajo, pero pagaban 400 pesos por semana, tenemos tres niños y con ese dinero no se puede, en cambio aquí ganamos como 200 pesos diarios unos mil semanales, para pagar renta, agua, luz, la comida, leche y pañales de los chamacos”, mencionó Luis.

Luis González aseguró que la policía capitalina lo arrestó junto con su familia. “Ese día nos llevaron a los separos con todo y los niños y no se vale, además de que vienen y nos agreden, nos amenazaron con quitarnos a los niños”, expuso.

Denuncian maltrato
Roberto Hernández Leal, limpiaparabrias de la capital zacatecana, aseguró que los elementos de la policía capitalina diariamente pasan para retirarlos de los cruceros.
“Los policías nos tratan mal, en ocasiones nos han pedido dinero para no quitarnos pero apenas tenemos dinero para la comida de mi niño”, agregó.

No le rinde lo que gana
Adolfo Rodríguez, limpiaparabrisas en el crucero con dirección a Sauceda de la Borda, en Guadalupe, dijo que diariamente gana de 100 a 150 pesos, pero que ese ingreso no es suficiente para la manutención de sus dos niñas, su esposa y el bebé que esperan.

“A veces no me alcanza ni para comprar la leche, todo está caro, yo he tratado de buscar otro trabajo pero pues fui burro y no terminé ni la primaria”, expuso.

Explicó que su esposa no puede trabajar porque debe cuidar a sus dos niñas de 1 y 2 años, además de tener seis meses de embarazo.

“Cuando me puede ayudar es porque se va a alguna casa a hacer la limpieza, pero ahorita no puede”, mencionó.

Dijo que espera que las autoridades le permitan continuar su trabajo, pues aseguró que hasta el momento no ha tenido problemas con los policías porque se ha portado bien.

Doble trabajo
Margarita Medrano, madre de tres niños, quienes estudian la primaria, por las mañanas trabaja en una casa haciendo la limpieza y después de las 3 de la tarde se va al crucero de Sauceda de la Borda a limpiar los cristales de los autos.

“No toda la gente nos da dinero, pero la lucha se hace. Yo me gano diariamente 100 pesos y estoy aquí de las 3 a las 8 de la noche. La necesidad me hace dejar a mis hijos solos en la casa, pero yo no deseo que ellos pasen por lo mismo que yo”, agregó.

Menores, los más afectados  
El Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) tiene un registro de 90 personas que laboran en los semáforos de la capital y su zona conurbada.

Rafael Aparicio Romero coordinador del Programa para la Atención, Desaliento, Erradicación del Trabajo Infantil Urbano Marginal (Propadetium) informó que buscan ayudar a los padres y madres que mandan a trabajar a sus hijos debido a la marginación en la que viven.

“Desafortunadamente muchos de los niños que están en la calle no quieren trabajar, pero los papás los obligan a emplearse y en muchos casos los golpean si no llevan una cuota”, mencionó.
Aparicio Romero aseguró que en la mayoría de los casos, los niños limpiaparabrisas han pasado del trabajo infantil a la explotación.

“En los semáforos vemos pequeños desde los 7 años hasta personas de 60 que trabajan allí porque es dinero a lo fácil”, mencionó el funcionario.

Agregó que con la campaña “No les des un peso, dales una oportunidad”, se han entregado becas mensuales de hasta mil 600 pesos a los niños y adolescentes, producto de los convenios que tiene el DIF estatal con los Servicios de Salud, el Servicio Estatal de Empleo y la Secretaría de Desarrollo Económico.

“La intención del programa es sacarlos de la calle y del trabajo con esa beca, lamentablemente muchos de los padres de los niños limpiaparabrisas cobran el dinero y se lo gastan”, expuso.

Rafael Aparicio explicó que las autoridades estatales no están en contra del trabajo de los jóvenes y niños en los semáforos, sino que la finalidad de los proyectos es brindarles seguridad, ya que algunos trabajan con sus hijos en los semáforos capitalinos.

“Nosotros hemos ofrecido la oportunidad a varias personas, el último caso fue el de una joven familia, él de 16 años y ella de 14, en el crucero de El Orito.

“A la muchacha le dimos atención médica porque estaba embarazada y una cuna. Al muchacho le conseguimos un trabajo en el Gobierno del Estado, pero desertó y volvió a la calle como limpiaparabrisas”, explicó.

Rafael Aparicio Romero aseguró que los jóvenes de entre 13 y 17 años que laboran en los semáforos están en riesgo de ser reclutados por los delincuentes.

“Lamentablemente se involucran en otras acciones como en la delincuencia organizada; a los adolescentes los empiezan a utilizar y les ofrecen dinero. Antes llegabas a un semáforo y los podías retirar, ahora ya no porque los protegen”, expuso.

En el municipio de Guadalupe se tienen detectados 13 cruceros en donde al menos 40 niños y 100 adultos se dedican al oficio de limpiaparabrisas.

Manuel Castro Valdez, director DIF de Guadalupe, dijo que ya se tienen ubicadas a las familias de los niños limpiaparabrisas y que la mayoría de ellos no van a la escuela.

Por ello, dijo, el DIF municipal ofrece el Propadetium, mediante el cual se otorgan becas y despensas bimestrales.

Aquí, agregó el funcionario, se atiende a los niños que realizan un trabajo informal.

Explicó que la mayoría de los niños son enviados a trabajar ya que no tienen recursos para ir a la escuela, por lo que con apoyo del ayuntamiento serán gestionadas 10 becas para que los menores estudien.

Sin embargo, cada dos meses deberán acudir las oficinas del DIF municipal para mostrar y entregar copia de la boleta de calificaciones a fin de comprobar su asistencia a la escuela.

Además dijo que desde hace cuatro semanas en coordinación con el DIF estatal aplicaron la campaña “No les des una moneda, dales una oportunidad”.

Castro Valdez comentó que sólo llevan la primera fase, que consiste en invitar a los niños para que estudien con el apoyo de becas escolares.

El objetivo es que la ciudadanía deje de darles una moneda a los niños, porque así los inducen para no ir a la escuela.

Agregó que el programa busca brindarles oportunidades de educación a los hijos de las familias que por tradición tienen esta forma de vida.

En promedio un limpiaparabrisas en Guadalupe gana diariamente 100 pesos.

Limpian las calles del centro
“Necesitamos que se vean limpias las vialidades y lo estamos haciendo con orden”, aseguró el alcalde de Zacatecas Arnoldo Rodríguez.

Explicó que se ha hecho una invitación a los jóvenes de incorporarse al trabajo formal y se les ha hecho entender que su oficio afecta no sólo la imagen de la ciudad, sino incomoda a los habitantes del municipio.

Aseguró que su administración trabaja en conjunto con el Gobierno del Estado mediante la Dirección de Tránsito y Vialidad, así como con el Plan de Manejo del Centro

Histórico, para retirar a los limpiaparabrisas del primer cuadro capitalino.

“La alameda ya la limpiamos, los jóvenes accedieron a tener empleo temporal dentro de la presidencia o dentro del Gobierno del Estado y eso es lo que les estamos ofreciendo”, mencionó el presidente municipal.

Registro
Martha Yolanda Favila Varela, coordinadora de Trabajo Social de la Dirección de Seguridad Pública de Zacatecas, informó que la dependencia tiene un registro de 43 personas que laboran en los semáforos de la capital.

“En esta lista aparecen la dirección y los teléfonos de los limpiaparabrisas, lo hacemos con la finalidad de saber quiénes son por si algún incidente sucede”, agregó.

En el listado aparecen 31 limpiaparabrisas, dos malabaristas, un payaso y nueve comerciantes ambulantes.

La funcionaria aseguró que durante la temporada del Festival Cultural se incrementa el número de personas que laboran en los semáforos.

En Guadalupe, los cruceros más solicitados
Carlos Chacón Quintana, secretario de Gobierno municipal, informó que entre los cruceros con más limpiaparabrisas se encuentran el que se ubica en carretera a

Sauceda, entrada a la colonia La Condesa, entronque Solidaridad, avenida 5 de Mayo y Rincón Colonial.

Además, el semáforo del exhospital General, entrada a la colonia Arboledas, esquina de Office Depot, y avenida México esquina con Tecnológico de Monterrey.

También se tienen identificados el del polígono de la colonia La Condesa sobre la avenida del Derecho, salida a la calzada Revolución Mexicana a la altura del Oxxo, en

Aurrerá con dirección a El Salero, en la avenida Colegio Militar a la altura del semáforo del centro y sobre la calle Ferrocarrileros.

Chacón Quintana explicó que hasta el momento no se ha tenido reporte de algún robo a los conductores.

En cuanto a los limpiaparabrisas mayores de edad, aseguran que trabajan por necesidad, ya que no les dan empleo por su bajo nivel académico.

230 personas son las que trabajan en los cruceros de Zacatecas y Guadalupe

20% proviene de la zona conurbada y el resto de otros municipios y estados vecinos

1,600 pesos mesuales es lo que el DIF estatal ofrece en becas para retirar a los niños de los cruceros
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad