Monday 23 de January de 2017

Soberanía alimentaria

     28 Aug 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La escasez de huevo en el mercado y su alto precio ha provocado que la crisis alimentaria se intensifique a tal grado que las autoridades federales hayan decretado fuertes sanciones a los acaparadores, en lugar de solucionar su problema de origen.
La falta de productos básicos es una cuestión de incapacidad alimentaria, se dejó crecer sin control porque se consideró que con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, todo se iba a solucionar, menos la alimentación del pueblo.
La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha definido la palabra soberanía, como “la capacidad absoluta de determinar por si mismo su propia competencia”. En México no puede decretarse lo contrario, la soberanía y todos sus adjetivos ahora resultan una utopía.
Dado que el problema de alimentación en nuestro país, tiene su causa principal en la nula producción de productos agrícolas, avícolas y cárnicos por la falta de competitividad de los productores porque no encuentra incentivos y subsidios por parte del Gobierno Federal y estatal.
Los costos de producción de alimentos son muy caros en nuestro país y, muy baratos en el extranjero, por eso cuando se trata de satisfacer los requerimientos del consumo interno se acude siempre a las potencias productoras para cubrir los faltantes con precios inalcanzables.
Es cierto que la influenza aviar haya sido la causa de falta de huevo en el consumo familiar. Sin embargo si México tuviera la capacidad (soberanía) de cubrir este faltante, no sería necesario importar este alimento a precios de miedo.
Esta falta de respuesta por parte del Gobierno Federal, aunque haya sido tardía, fue la consecuencia del alza del precio del pan de azúcar y del bolillo, aunado también por al aumento del trigo, porque hay que importarlo de otros países, afectando con ello la soberanía alimentaria.
Cuando se discutía la reforma energética, en varios foros expresé que lo importante era deliberar el asunto de construir políticas sociales para la producción, abasto y distribución de productos básicos del campo, en donde está la verdadera riqueza de la nación.
Dado que se ha hecho caso omiso para restaurar la soberanía alimentaria que se fue diluyendo en la medida en que la balanza comercial del TLCAN no le favorecía al país y, cuando otros países se fueron aprovechando de nuestras debilidades comerciales.
Es en este punto donde hemos fallado y no se puede de manera urgente reparar el daño que se ha hecho, cuando no se estudiaron a tiempo las consecuencias adversas que se iban a tener con  la firma y entrada en vigor del TLCAN.
Por lo anterior se hace necesario, renegociar los tratados comerciales, reorientar la economía nacional y, dejar de pensar que solamente con la estabilidad económica podemos recuperar el poder adquisitivo.
No se puede sacrificar el hambre con recetas urgentes, ni tampoco la economía puede soportarse con el sacrificio de muchos y el beneficio de pocos.

*Maestría en Derecho Constitucional




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
Reitera Tello la importancia de valorar al Cobaez; hay que ir al fondo, dice 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Filtran citatorio que la PGJ emite a Luis Miguel
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Jalisco pide ser sede de la ON para albergar a los deportes de conjunto
10 beneficios de cantar  
Satélite en HD muestra primeras imágenes de la Tierra 
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad