Monday 23 de January de 2017

Sobreviven a la pobreza en la colonia Arte Mexicano

Sin servicios básicos los vecinos enfrentan las carencias

     17 Oct 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • Las casas son de cartón, láminas y hule. Las casas son de cartón, láminas y hule.
  • Los vecinos viven de la recolección de basura. Los vecinos viven de la recolección de basura.
Imagen de


GUADALUPE.- Una de las colonias más pobres de la cabecera municipal de Guadalupe es Arte Mexicano.
Poco más de 400 personas la habitan en 200 predios que tiene registrados la presidencia municipal.
La carencia de servicios públicos es evidente en este asentamiento humano, en el que, dicho sea de paso, nadie es dueño de la tierra que habita.
Ubicada en el camino a Sauceda de la Borda, Vetagrande, a espaldas de la Unidad Deportiva, Arte Mexicano tiene un panorama único por los coloridos cerros que casi la rodean, cerros de basura y desperdicios que van acompañados de fétidos olores.

Vivir al día
La mayoría de sus habitantes, día con día salen a buscar lo que les pueda servir de entre la inmundicia para vender en las empresas recicladoras y ganar algunos pesos.
Los avances de la modernidad no han llegado, la gente debe caminar poco más de 2 kilómetros para tomar el camión que llega hasta la Unidad Deportiva.
Las casas apenas tienen forro de hule y cartones en postes de madera y ahí hacen su vida; los olores nauseabundos del relleno sanitario es lo que respiran día a día y las ratas son casi consideradas las mascotas de la colonia.
El agua les llega una vez al semana en pipas; la usan para beber y preparar la comida.
La policía casi nunca los visita, sus predios aún no tienen certeza jurídica, los cables de luz, tirados a ras de suelo son un peligro sobre todo para los niños.
Armando Valero, de 58 años, pepenador de oficio, se quejó por la carencia de drenaje, agua y luz en su colonia.
Agregó que con lo que gana como recolector de basura al día no le alcanza para vivir en otra colonia; cuando le va bien de juntar papel, cartón, cobre, botes de plástico y aluminio, obtiene entre 130 y 150 pesos por jornada.
Valero es separado, vive en su casa de “hule”, con su hijo de 9 años. Su mujer hace años que “se fue con otro, me abandonó, yo me hago cargo de mi hijo, le preparo la comida y ropa”.
Padre e hijo habitan un pequeño cuarto hecho de hule y cartón donde duermen, cocinan y comen; la parte de atrás es usada como baño; “el drenaje nos urge, luego ahí corre uno p’al llano”.
En su cuarto sí hay luz, pero aseguró que no se la están robando, “antes de Navidad los de la Comisión Federal de Electricidad nos la cortaron, los vecinos nos juntamos, fuimos con el presidente Rafa y los de la CFE bajaron unas puntas y de ahí nos colgamos mientras ponen los postes”.

Son muchos y hay poco
José de Jesús, que va en cuarto año de primaria, se levanta a las 6 de la mañana para tomar el camión de la ruta 16, se baja en avenida Revolución Mexicana y de ahí se va caminando a la escuela Víctor Rosales, ubicada en el centro de Guadalupe, por la JIAPAZ.
Su padre, don Ramón, le da 30 pesos al día para que pague sus camiones y su lonche.
“Es lo que le puedo dar, cuando llega ya le preparé una sopita, ojalá y puedan darle una beca o algo, le digo que debe aprender mucho de la vida, yo ya estoy viejo”.
Gloria Pérez, pepenadora igual que su pareja, trabaja de lunes a viernes y los días buenos son los dos primeros de la semana, pues ha logrado ganar al día 200 pesos; de miércoles a viernes percibe alrededor de 100 pesos.
La mujer se quejó de los trabajadores de los camiones recolectores de basura, “ya no dejan nada, ellos no deberían llevarse las cosas porque tienen sueldo, juntan el plástico, cartón o aluminio, y nosotros ya no alcanzamos, nomás nos asoleamos”.
Por la cercanía del basurero, dijo a Imagen que cuando llueve “el olor no se aguanta, apesta y salen ratas que se viene a las casas”.
María Guadalupe Lira Ortiz, de 25 años, ama de casa con cinco hijos, el mayor de 9 años y la más pequeña de seis meses, hace dos años que vive en esta colonia irregular.
Pese a vivir muy cerca del basurero, irónicamente el camión recolector nunca pasa y por eso “quemo la basura, ¿a dónde la echo? ya taparon el arroyo donde la tiraba”.
Lira Ortiz dijo que una vez por semana una pipa les lleva el agua y la almacenan en tambos. De sanitario usan un espacio, lo circulan con cobijas y luego tiran las heces fecales a la calle. “Toda la colonia lo hace, no tenemos drenaje ni fosa”.

Sin certidumbre jurídica
Ramón Núñez, líder de los colonos, dijo que las escrituras de sus terrenos costarán 500 pesos, pero a quien no tenga se les regalarán por parte de la presidencia municipal.
El alcalde Rafael Flores, dijo, sí los apoya, “no los ha dejado en el aire, como lo hicieron Clemente, Samuel Herrera y Román, estos terrenos eran vil llano y nosotros necesitamos donde vivir”.
Aunque reconoció que no se ven trazas de que puedan tener los servicios públicos.
El responsable del departamento de Desarrollo Institucional, Gilberto Álvarez Becerra, comentó que la administración implementó un programa para regularizar a todos los predios que no tengan escrituras.
De las 200 colonias irregulares que el municipio tiene registradas, en lo que va del año se ha iniciado con más del 50% el proceso de regularización.
El funcionario reconoció que la colonia Arte Mexicano junto con la Luis Donaldo Colosio son dos asentamientos humanos invadidos y que a la fecha carecen de servicios.
Adelantó que a finales del año, los habitantes tendrán escrituras de sus casas.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad