Tuesday 24 de January de 2017

Sólo 5 de cada 100 alumnos terminan una carrera

     23 May 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Pese a que Zacatecas es uno de los estados de la República más baratos para estudiar, sólo cinco de cada 100 alumnos que entran a la primaria concluyen una carrerea profesional.
Los problemas económicos, el temor al desempleo, la complejidad de las áreas y la pérdida de la vocación del maestro son algunos de los factores que motivan la deserción, dijo Antonio de Luna Jacobo, subsecretario de Planeación y Apoyo a la Educación de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC).
Sin embargo, el estudiante zacatecano sigue siendo noble y dedicado, con un buen rendimiento académico en la primaria y con algunos problemas en la secundaria.
Además, lo caracteriza por tradición una fuerte tendencia hacia las profesiones de las áreas humanístico-sociales.

Causas de deserción
De Luna Jacobo comentó que entre los principales motivos que producen la deserción se encuentran la condición socioeconómica, ya que más del 50% del total de estudiantes pertenece a la clase media-baja.
Otro, con un gran impacto, es el desánimo ante el panorama laboral, pues muchos se cuestionan ¿para qué estudio si voy a terminar de taxista o de lavaplatos en Estados Unidos?, dijo el funcionario.
Esto hace que los jóvenes sólo piensen en concluir la primaria y la secundaria para luego empezar a buscar un trabajo que los saque de la pobreza y que no los mantenga alimentado falsas ilusiones, explicó.
Un factor más es la complejidad de las áreas, misma que se refleja o repercute cuando los alumnos concluyen un nivel escolar y pasan a otro en el que son presionados por los maestros porque no llevan los conocimientos suficientes.
Dicha situación propicia primeramente la reprobación, luego el aislamiento y las conductas agresivas y finalmente la deserción.
De luna Jacobo dijo que es necesario reconocer que otro elemento que influye es la pérdida de la vocación de profesor, pues en los últimos años muchos de los que ingresan a las normales lo hacen porque consideran que la docencia es una profesión que les permitirá tener un trabajo estable y un sueldo cómodo.
Un aspecto que no ayuda mucho para esto es que Zacatecas es de los pocos estados que tiene cuatro normales oficiales y una privada, pese a su poca población, explicó.

Características del estudiante zacatecano
El funcionario estatal destacó que hoy en día los alumnos siguen caracterizándose por ser nobles y dedicados, sobre todo aquellos que provienen o que están en las áreas rurales.
La razón es la costumbre que tienen los padres de familia de acercarse al maestro para ver cómo va la educación de los niños y a su vez de motivarlos para que cumplan con sus tareas.
Sin embargo, comentó que en las zonas urbanas la situación varía considerablemente, sobretodo en la secundaria.
Factores como las nuevas tecnologías y el “abandono” de los padres que trabajan, aunado a la rebeldía característica de la adolescencia, hacen que los estudiantes se vuelvan apáticos y huraños, sensibles de ingresar a grupos con actividades vandálicas como los grafiteros y “los cholos”.
Otra de las particularidades que destacó De Luna Jacobo como distintivas de los estudiantes es su fuerte inclinación por las carreras de las áreas humanístico-sociales.
Actualmente, el 75% de los jóvenes que ingresan a una carrera profesional prefieren esas licenciaturas, desdeñando así las áreas tecnológicas y metalúrgicas que es donde Zacatecas tiene un gran potencial de empleo, debido al auge de la minería.

Rendimiento académico
En Zacatecas el mayor aprovechamiento se da en la primaria, comentó De Luna Jacobo, evidencia de eso son los resultados de la prueba Enlace 2011, en la que el estado se colocó por encima de la media nacional.
Además, enfatizó que las escuelas mejor calificadas fueron las de algunas comunidades rurales ubicadas en Fresnillo, Villa de Cos y Huanusco.
Sin embargo, comentó que en secundaria el rendimiento académico se encuentra por debajo de la media nacional, sobre todo en las materias de Matemáticas y Español.
Al respecto, el docente dijo que la mayor problemática se presenta en municipios como Zacatecas, Jerez, Guadalupe, Fresnillo, Río Grande y Loreto.
Los motivos, precisó, son la presencia de fenómenos como los embarazos no deseados, la actitud intolerante y excluyente propia de la edad, el bullyng y la violencia.
En preparatoria mencionó que Zacatecas se mantiene dentro de la media nacional.

Los retos
Ante este panorama, De Luna Jacobo afirmó que es urgente llevar a las zonas marginadas las opciones educativas, sobretodo del nivel medio superior para que los jóvenes que no tienen las condiciones económicas suficientes puedan estudiar.
Es menester además reorientar la oferta educativa hacia las áreas técnicas y tecnológicas que le permitan al estudiante tener mejores opciones de empleo una vez que concluya su educación superior.
Agregó que también se requiere revalorizar y dignificar la vocación del maestro.
La finalidad es que la persona que se prepare para ejercer el magisterio comprenda que su labor más allá de ayudarlo a sobrevivir, será la base de la formación de los zacatecanos del futuro.




Lo más leído
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
Uno tiene que buscar la manera de tener un peso más: Cortés Navia 
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Cercano a Trump percibe ventajas para canadienses
A la mesa, todos los temas: Peña; anuncia decálogo para negociar con EU
Mejor esperar que renegociar TLC con Trump: Excanciller Derbez
Confirma CNS captura de un hijo de ‘El Azul’ en Culiacán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.34
Venta 21.84
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad