Tuesday 24 de January de 2017

Soy lo que nosotros somos

     17 Apr 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La lengua griega conoce al menos cuatro palabras para describir lo que entendían por "amor". La philía, el amor recíproco de afecto sereno, estabilidad y benevolencia; el eros, deseo amoroso que aspira a la unión y puede estar cargado de pasión sensible; el ágape, amor espiritual desinteresado y la storgé, el amor familiar. Mucho se ha escrito sobre estos tipos de amor, quizá menos popularmente sobre el último, sobretodo en sus implicaciones que van más allá de los naturales lazos familiares y abarca a la humanidad entera como una sola familia.
La storgé es esa "emanación natural y espontánea de calidez, de ternura y de afecto que surge del fuerte vínculo que se da entre los familiares, entre los cuales existe un sentido particularmente íntimo de mutua dependencia en lo tocante a la identidad, la educación, el cuidado, la felicidad".
Pero este tipo de amor no se limita solamente a los familiares, puede darse también entre personas que forman una tribu, que comparten una misión o un trabajo e, incluso en su máximo apogeo, puede referirse a toda la humanidad, sentida como una gran familia, es el amor de quien experimenta vivamente que todos los seres humanos, solamente por el hecho de serlo, son sus hermanos; es el amor de quien siente como propio todo logro y todo gesto positivo de cualquier ser humano y por ello experimenta satisfacción recobrando su fe en la humanidad.
Un concepto filosófico muy interesante, cercano a este tipo de amor es el Ubuntu, principio fundamental de la nueva República de Sudáfrica, y que comúnmente se traduce como "yo soy porque nosotros somos", o bien, "soy quien soy porque somos quienes somos" sea para bien, sea para mal. Así, si un miembro de mi tribu hace un daño a alguien, todos hemos hecho ese daño, y cuando hace un bien, es reflejo de todos nosotros. Desmond Tutu lo expresó así: "una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos".
Cuando cerca o lejos hay personas que son asesinadas, mutiladas, humilladas u ofendidas en su dignidad de cualquier forma que esto suceda, como en el caso reciente de Boston, y donde quiera que sea, el amor que nos une por esos lazos que existen entre todos los seres humanos sólo por el hecho de serlo, nos hace sentir que la ofensa se extiende a todos, porque somos parte de la gran familia humana. Así como los logros de la humanidad puedo sentirlos míos, de igual manera la humillación, el dolor y el sufrimiento de mis hermanos también me pertenecen a mí. Vivimos en un mundo violento, pero, por amor a la humanidad, nunca deberíamos hacer apología de la violencia.

*padrefelix98@hotmail.com




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.29
Venta 21.79
€uro
Compra 22.87
Venta 23.37

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad