Tuesday 17 de January de 2017

"Spotización" de las campañas electorales

     8 Feb 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El nuevo modelo de comunicación social entre los partidos políticos y la sociedad fue introducido a nuestro sistema electoral en la Reforma Constitucional 2007 y Legal 2008. Se trata de un modelo de control por parte del Estado de la difusión de los mensajes políticos en radio y televisión, el cual ya ha sido experimentado en otras democracias como la de Francia, España e Inglaterra.
Ahora bien, en el modelo mexicano nuestra Constitución Política establece que:
1.- Está prohibida la contratación de espacios en radio y televisión para la difusión de mensajes políticos. Nadie, ninguna persona física o moral puede adquirir tiempos para favorecer o perjudicar a partido político o persona candidata.  
2.- El tiempo que se destina a la difusión política es tiempo del Estado; es decir, tiempo que los concesionarios deben otorgar al Estado, quien les ha concesionado este bien público.
3.- El tiempo otorgado a los partidos políticos forma parte de sus prerrogativas (es un bien económico que se les otorga como parte de sus derechos económicos).
4.- La única autoridad en materia de radio y televisión es el IFE, quien administra ese tiempo y lo distribuye entre los partidos políticos.
5.- Existe un régimen de sanciones para quienes desobedezcan las disposiciones, sean concesionarios, partidos políticos, personas físicas o morales o candidatos y candidatas.
A manera de puntualización, los partidos ya no pueden contratar tiempo en radio y televisión para transmitir los spots o mensajes de difusión de sus propuestas; las personas candidatas tampoco pueden hacerlo y ningún tercero puede adquirir con fines electorales ese tiempo. El IFE  ha puesto en operación un sistema de monitoreo que graba cada minuto, cada segundo de transmisión en radio y televisión. Así es, la autoridad electoral graba los 365 días casi las 24 horas al día. El IFE opera el Sistema Integral de Administración de Tiempos del Estado (SIATE) que se puso en operación con un costo de 25 millones de dólares.
A cinco años de vigencia de este modelo, ¿cuál ha sido el resultado?  ¿Tienen razón quienes han señalado que se ha "spotizado" la política mexicana?  El modelo se opera mediante spots o mensajes cuya duración no puede ser de más de 30 segundos; es decir, el mensaje que escuchamos en el radio o vemos en la televisión tiene una duración de 30 segundos.  
Además, para sustituir los mensajes, los nuevos propuestos tienen que pasar el análisis de calidad que realiza el IFE. Esta autoridad notifica a los concesionarios y en 10 días están al aire.
Lo que ha generado este modelo es que durante el día en el ya inminente tiempo de campaña que durará 90 días, se transmitirán 19 millones 923 mil 840 spots, de los que 17 millones 18 mil 120 serán de partidos y personas candidatas.
Se trata de un modelo rígido, en el que las personas candidatas a un cargo de elección popular deben presentar su propuesta en 30 segundos.
Surgen las preguntas: ¿Qué tanto podremos acercarnos a sus propuestas? ¿Será entonces sólo un tema de marketing político que tenga que ver con imagen, gestos, tono de voz? ¿Se generará una ciudadanía informada y consciente de las opciones que tiene para emitir su voto?  Además, si tomamos en cuenta el tiempo que tiene que transcurrir para la sustitución de un nuevo mensaje, no habrá posibilidad de reacción de manera inmediata ante la propuesta o ataque de la parte contraria.  ¿Estamos en la presencia de un esquema rígido que poco aporta al conocimiento de las propuestas y personas candidatas?
Ante este esquema, las candidatas y candidatos sólo tendrán presencia en radio y televisión mediante dos mecanismos: el spot y la entrevista.  
En relación a las entrevistas, el IFE ha firmado un convenio con la UNAM para que sea esta institución educativa quien realice el monitoreo de los noticieros del país. En este caso, lo que pretende la autoridad electoral es transparentar el tiempo que se concede, en entrevista, a una persona candidata y si se habla negativamente o de manera neutral de ella. El convenio establece que se dará seguimiento a 500 noticieros del país y expertos de la máxima casa de estudios nos dirán qué sucede y a quién se favorece.  
Desde luego, existen otros modelos de comunicación política. En Estados Unidos, por ejemplo, no se ha establecido un control y de manera abierta se puede utilizar el espectro de la radio y televisión para participar en las contiendas electorales.  
El modelo mexicano, según los propios legisladores, ha surgido del reconocimiento de la influencia de los medios de comunicación en la decisión de la ciudadanía y para otorgar mayor equidad en la contienda, a efecto de que aquellos partidos o candidatos con más recursos no tuvieran una presencia aplastante en radio y televisión. ¿Usted, qué opina?

*Doctora en Derecho y consejera y presidenta del IEEZ
soto@itesm.es
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 22.98
Venta 23.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad