Sunday 22 de January de 2017

Sumar: ¿Teoría y práctica de la ideología?

     11 Nov 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El martes pasado, todos los medios de comunicación de la entidad, daban cuenta gráfica de un evento encabezado por el gobernador Miguel Alonso, constituido bajo el programa Sumar y con el objetivo de crear conciencia en contra de las adicciones, aunque utilizado en el fondo, para generar inconsciencia e ideologizar a favor del Partido Revolucionario Institucional.

En fotografías de primera plana, cientos de jóvenes del Colegio de Bachilleres del estado, aparecen portando una playera con el logotipo de la institución educativa a nivel de la tetilla izquierda y el logotipo tricolor del rehilete a nivel de la tetilla derecha. Centrado, más abajo en colores verde  y rojo y con fondo blanco, la expresión súmate, aunque, en lugar de acento, una mano con ademán de acierto y el dedo pulgar levantado. Igual, el director de los centros educativos  con su playera puesta.
Seguramente, quien han venido diseñando en el estado la estrategia política del PRI-gobierno, recordó y releyó el viejo libro del escritor venezolano Ludovico Silva “ Teoría y Práctica de la Ideología”. La influencia  en muchos aspectos (inclusive  el familiar) de quien ha venido fungiendo en los hechos como  asesor político del gobernador, permitió el visto bueno del ejecutivo y la puesta en práctica de un proyecto ideologizante y por lo mismo, perverso.
Ludovico Silva dice que la política puede entenderse como ciencia y puede entenderse como ideología. “La política entendida como ciencia y conciencia es precisamente la encargada de desenmascarar a la política entendida como ideología” afirma  y señala la obligación de denunciar la manipulación  de los intereses de los grupos de poder; sobre  todo la que se hace  bajo el mecanismo de la alienación, que es, según el Diccionario Larousse, el “desposeimiento de una cualidad de un hombre en detrimento de otro”.
¿El gobernante se quita la cualidad de demócrata en detrimento de la libertad de pensamiento y razonamiento político de  los jóvenes? De ser así, la obligación de denuncia y de oposición a ese proyecto ideológico corresponde a todos: partidos políticos, educadores, legisladores, padres de familia y de manera especial  a la Universidad Autónoma de Zacatecas. A su Rector.
“La juventud es el descubrimiento de un horizonte inmenso  que es la vida” dice José Enrique Rodó. Las etapas de  niñez, adolescencia y juventud, constituyen la oportunidad  de formación  (o deformación) y asimilación permanente e invariable de valores ético laicos: dignidad, honor, solidaridad, tolerancia, respeto, democracia, libertad física y de pensamiento, honestidad, lealtad, justicia, equidad, responsabilidad y libertad para discernir, ajena a todo dogma o ideologización.
Hace años, demócratas como Heberto Castillo, Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel Cloutier entre otros, exigieron la supresión de los colores de nuestra bandera del logotipo del PRI. Razones jurídicas, no de otro tipo, impidieron tal modificación. Razones políticas las hubo de fondo: precisamente el proceso ideológico-político que enlaza nuestra bandera con el logotipo y que acaba por fundirlas en una sola imagen o representación.
 Primero fueron las placas de vehículos y las licencias de conducir con los tres colores, luego fueron los edificios públicos, después las camisas de funcionarios lo que,  aunque no correcto era tolerable aún con el costo económico que ello entraña… sólo que ahora se trata de los uniformes y las playeras como forma encubierta para ideologizar y manipular a niños, adolescentes y jóvenes. El esquema de valores se ha trastocado, lo que convierte en intolerable lo que antes se dejó pasar. El respeto a la niñez y a la juventud es el valor supremo, así como  su derecho a discernir con libertad.
Es urgente que los dirigentes de los partidos políticos de oposición se convoquen para analizar el tema y encausar un camino que evite a futuro la manipulación ideológica y política de la niñez y de la juventud. El diálogo con el gobernante se impone como primer paso y signo inequívoco de civilidad. Los acuerdos políticos dentro del proceso electoral que ha iniciado deben incluir el firme compromiso de educar en la ciencia de la política y  en el respeto a la ley.
“La educación que imparte el Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano… Además:  
a) Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo” (Art. 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos). Sorprende la soberbia del partido en el poder pero más sorprende la pasividad de mis amigos David Monreal, Pedro Martínez, Elías Barajas, Gerardo Espinoza.

*Profesor Universitario
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad