Saturday 21 de January de 2017

¿Suspiros zacatecanos desde el Distrito Federal?

Ánimas que vuelva la paz provinciana invitante que hacía que de todas partes quisieran venir a Zacatecas

     15 Jun 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Como en su origen, la celebración número 61 del Día del Zacatecano en el Distrito Federal -a la que acude el gobernador en turno- volvió a ser un encuentro familiar.

Durante el sexenio de Amalia García aquello se desinfló porque desembocó una cita para beber cerveza y mezcal y devino en lo formal en un evento tieso, cargado de tufo oficial, organizado para vitorear a la mandataria como a una suerte de Catalina la Grande (versión de izquierda) que cual estatua de cera, permanecía inmóvil e inaccesible, eso sí rodeada de sus colaboradores del área de la promoción turística y cultural, depositada en una silla gestatoria con su imborrable media sonrisa, y, claro, perdida entre el oleaje de sombreros que más por morbo que por gusto la iban a saludar o mejor dicho, ya hasta el ultimo festejo a conocer.
Esta vez fue distinto, llegó un gobernante cordial, accesible al saludo de todos los asistentes, acompañado de algunos alcaldes (unos mas amables que otros) y arropado por Gustavo Salinas Iñíguez Secretario de Cultura, por Pedro Inguanzo González el nuevo Secretario de Turismo (que esperamos remonte la gestión del ramo con perspectiva sensible y sensata)
También acompañó a Miguel Alonso Reyes, la doctora Milagros Hernández, directora de IDEAZ y dueña de una actitud que sintetiza la energía inteligente empeñada en la revitalización del servicio público como un lazo entrañable con todo aquello que es lo nuestro: las artesanías puestas acá de las manos de sus creadores.
Además, en puestos los guisos y los quesos de cada comarca, la gente de cada comunidad portando un distintivo con un rehilete a forma de logotipo del nuevo gobierno que hacía juego con el júbilo por el reencuentro en armonía social.
Bajo un sol inclemente la reunión transcurrió refrescada por la Banda de Música del Estado inspirada en la batuta de Don Salvador García.
Sin embargo, el estallido de alegría que el domingo contagiaba a todos llevaba en paralelo una dosis de reproche, acaso de pesar porque hoy, en el distante terruño visto desde el Distrito Federal, en Zacatecas hay muchos pueblos desolados, la mala administración del ciclo gubernativo anterior dejó el estado como si hubiera acaecido un incendio devastador, humeante, polvoriento y violento, las ciudades principales como Zacatecas capital, Fresnillo, especialmente Guadalupe, Jerez y Río Grande, son hoy lugares inseguros en los que se suscitan reyertas criminales y toda clase de atrocidades, balaceras reales que dejan muertos y heridos por doquier y que ahuyentan a propios y a extraños a retornar a la tierra natal
Y balaceras ficticias: como la del Viernes Santo, que rompió la solemne Procesión del Silencio, esa magnífica tradición de fe y que además es una expresión del turismo religioso que une a Zacatecas con Valladolid y Sevilla y que este año terminó en penoso griterío, derrame de adrenalina y pavor.
Sí, muchos paisanos no han vuelto a poner pies en la aldea común porque las noticias que provienen de allá son alarmantes.
No es fácil asimilar que hoy en día se perciba mayor seguridad en la caótica metrópoli que gobierna Marcelo Ebrard.
Ánimas que vuelva la paz provinciana invitante que hacía que de todas partes quisieran venir a Zacatecas a retomar las fuerzas que la estética de su paisaje arisco y heráldico daban a los de casa a los turistas  y a los desterrados por la histórica depresión económica local.  

*Fjacuqa@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad