Thursday 19 de January de 2017

Tarea para jóvenes

     15 Aug 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En medio de noticias asfixiantes, como un chubasco refrescante llega el triunfo de los jóvenes futbolistas mexicanos en Londres. Ya urgía un paliativo a las penas causadas por tanto sobresalto.
Algo lamentable, sin embargo, es que ahora gobiernos, corruptos y vividores directivos del deporte y la telecracia nacional explotan política y económicamente ese tan legítimo triunfo deportivo como si les perteneciera, como si hubieran ayudado a lograrlo.
Bien visto, para lo que se invierte públicamente en deporte lo alcanzado en la pasada olimpiada es un pobre resultado. No es por incapacidad de los atletas, sino por políticas equivocadas de las llamadas autoridades deportivas y de la misma Secretaría de Educación Pública.
Los especialistas deberían analizar esta situación y denunciarla, pero como casi siempre la corrupción los alcanza, optan por el silencio a cambio de migajas: ropa deportiva, boletos gratis, viajes y otras minúsculas prebendas. Les es más redituable someterse a las federaciones y directivos nacionales, estatales y hasta municipales que asumir posiciones críticas.
El deporte controlado directa o indirectamente por el Estado también está inmerso en la corrupción, de ahí el pobre desempeño.
Se aprecia el triunfo de los jóvenes futbolistas. Ojalá se conviertan en digno ejemplo para las nuevas generaciones.
En otros ámbitos, los jóvenes también nos traen muchas satisfacciones. Basta con ver el entorno estatal, donde tenemos niños, adolescentes y jóvenes que participan muy destacada y merecidamente en las artes, la academia y la ciencia. Son un soplo fresco que habrá de transformar todas las estructuras de la vida nacional.
Mas en lo cotidiano, las noticias son deplorables: la violencia crece en todo el país y Zacatecas está cada día con mayor frecuencia en el conteo de víctimas de la guerra al narco y de la pugna entre cárteles.
En el país se multiplican tan abrumadoramente los asesinatos que incluso llegan a la Ciudad de México, hasta ahora casi una ínsula, un reducto de esperanza que hacía suponer que no todo estaba perdido.
Mientras, el desmoronamiento de las instituciones del Estado continúa. La corrupción avasalla todo a su paso. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya erosionada por decisiones ilegítimas de algunos de sus miembros, fue penetrada por el narcotráfico en la persona de Juan Carlos de la Barrera Vite, secretario de estudio y cuenta, y hasta su detención, director de Recursos Humanos.
Espiaba para el cártel del Golfo, de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Es difícil creer que no haya más cómplices dentro de la Suprema Corte. Difícilmente él solo podría tener acceso a la información relativa a asuntos del narcotráfico, pero nada al respecto se ha dicho.
Una nación debilitada en sus cimientos necesita renovarse y esa es la tarea de los jóvenes; de ellos y de los viejos jóvenes, como dijera Salvador Allende.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Se reúne Alejandro Tello con Rosario Robles 
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
#Video ‘No hay pena más grande que ver sufrir a nuestros hijos’: EPN 
Clausura la Profeco una mina en el Estado de México por irregularidades 
Disney confirma que todas las cintas de Pixar están conectadas
Evalúan factibilidad para edificar un campus de la UAZ en Monte Escobedo 
Se deslina exdirector de Volkswagen de manipulación en control de emisiones 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad