Thursday 19 de January de 2017

Temores, dudas y alternancia

     5 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Una preocupación ciudadana y ocupación mediática es la posibilidad de un conflicto postelectoral como hace seis años, una polarización del país en un momento crítico, un problema que divida la nación entre triunfadores y vencidos como única alternativa, por eso se insistió en la firma de un pacto entre los candidatos para aceptar los resultados del Instituto Federal Electoral, lo cual no significa desistir del derecho a inconformarse, a impugnar, sino sólo un pacto de respetar a los ciudadanos que votaron y también los que contaron.
Lo que se decidió es quien ocupará la Presidencia de la República y nuestros representantes ante el Congreso de la Unión, sin embargo, el país no es sólo eso, se construye de ciudadanos, la democracia no son únicamente las elecciones, por eso ahora más que nunca se requiere de una ciudadanía atenta, participativa, vigilante, así como una oposición responsable, positiva y critica, ya que al serlo se convierte en opción para la siguiente elección, como lo dijo el Presidente Calderón: “En la democracia se gana y se pierde, los triunfos no son para siempre.”
Muchos se cuestionan la legitimidad de quien será presidente, si el Tribunal Electoral así lo dictamina, ya que el 60% de los ciudadanos no votaron por Enrique Peña Nieto, un argumento válido, sin embargo, tampoco ninguno de los otros candidatos la tendría, es por eso necesario replantearse el sistema electoral, tener una segunda vuelta electoral que permita no sólo contar con la legalidad de las elecciones, sino también con la legitimidad, entendida como el consenso entre los miembros de una comunidad política para aceptar a la autoridad, mientras no existan esos mecanismos, mientras sea la misma clase política quien decida jugar con esas reglas, lo que debe permanecer es la legalidad de quienes ejercieron su voto obteniendo mayoría.
Otro aspecto que se generó y sigue presente en varios ciudadanos, es la incertidumbre de cómo va a gobernar el próximo Presidente, la sombra del viejo partido autoritario ronda por la cabeza de muchos mexicanos, para otros, fue bandera de campaña negativa o motivo para crear movimientos antipeña, sin duda una carga que tuvo que lidiar el candidato con justa razón, y que ahora tiene la oportunidad de cambiar en una nueva forma de gobernar, dejar a un costado la página del pasado, pero recordarlo constantemente para no regresar a él.  Por eso es importante recordar las palabras en su primer discurso del 1 de julio, “Voy a ejercer una presidencia democrática, que entienda los cambios que ha experimentado el país en las últimas décadas, y actuaré conforme a la nueva realidad, una democracia plena de libertades y participación social”, nos corresponde a todos vigilar y participar para que así sea.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos AC
Twitter: @jfdelreal




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad