Monday 16 de January de 2017

Terror en el Casino Royale de Monterrey. Los Zetas, detrás del atentado

     26 Aug 2011 19:56:03

A- A A+

Compartir:
  • El Presidente de la República ya ofreció una recompensa para quienes den información que ayuden en la captura del grupo delictivo. El Presidente de la República ya ofreció una recompensa para quienes den información que ayuden en la captura del grupo delictivo.
  • En la embajada de México en España, como en el resto de oficinas e instituciones oficiales la bandera está izada a media asta por el luto nacional. En la embajada de México en España, como en el resto de oficinas e instituciones oficiales la bandera está izada a media asta por el luto nacional.
  • Las investigaciones empezaron de inmediato. Las investigaciones empezaron de inmediato.
Imagen de


MONTERREY.- Un comando, presuntamente del grupo delictivo de Los Zetas, roció gasolina en el interior del Casino Royale de Monterrey y provocó un incendio que dejó 61 personas muertas.

Investigaciones precisan que entre 13 y 16 delincuentes llegaron armados en al menos cuatro vehículos. Ocho de los sicarios entraron a las instalaciones del Casino Royale, de la colonia San Jerónimo. El resto de ellos resguardó la entrada.

De acuerdo con información proporcionada por funcionarios del gobierno de Nuevo León, el administrador del negocio dijo que el grupo delictivo exigía un pago semanal de 130 mil pesos para poder operar.

Versiones de testigos sostienen que en el lugar había alrededor de 100 personas, entre trabajadores y clientes del casino.


Labores de rescate

En los trabajos de rescate se empleó maquinaria pesada para derribar los muros posteriores. Otras personas salieron del inmueble por medio de cuerdas, por la parte trasera del casino.

Por la noche se había identificado a 35 mujeres y 10 hombres entre las víctimas; de ocho más no se ha determinado el sexo. Se estima que al menos hay ocho cuerpos más al interior del inmueble que aún no han sido recuperados

Incendian casino; 53 cuerpos, recuperados

El incendio provocado por un grupo armado en el Casino Royale dejó al menos 53 personas muertas, en el poniente de esta ciudad, informó el gobierno de Nuevo León.

De acuerdo con los primeros informes, el siniestro inició entre las 15:30 y las 16:00 horas en el Casino Royale, ubicado en el cruce de las calles San Jerónimo y Gonzalitos.

El ataque fue presuntamente perpetrado por dos grupos de sicarios de Los Zetas, quienes incendiaron el lugar por el incumplimiento de pagos por extorsión.

La información obtenida de funcionarios del gobierno de Rodrigo Medina, indica que, de acuerdo con las versiones del administrador del negocio, la organización delictiva les exigía el pago de 130 mil pesos semanales para dejarlos operar.

Según las autoridades del gobierno del estado, el comando que atacó el casino, se tardó en realizar el atentando dos minutos con treita segundos, luego que su propietario no pagara la cuota que Los Zetas le habían exigido.

Los dueños

El establecimiento está registrado ante el municipio de Monterrey con el nombre de las empresas Atracciones y Emociones Vallarta SA de CV y CYMSA Corporation SA de CV, cuyo representante legal es Enrique Hernández Navarro.

De acuerdo con los registros del ayuntamiento de Monterrey, el consejo de la empresa lo conforman los empresarios Rodrigo Madero Covarrubias, así como los hermanos José Francisco y Ramón Agustín Madero Dávila.

Ellos son primos hermanos del expresidente municipal de Monterrey Alberto Madero Quiroga, quien fungió como alcalde de 2006 a 2009, y permitió la operación de dicho establecimiento.

El permiso para operar el casino fue otorgado en 1992 por Fernando Gutiérrez Barrios a Rodrigo Aguirre Vizzuet, hijo de Ramón Aguirre, pero aseguró que desde hace cuatro años está desligado de la empresa.

Ahora se sabe que el dueño del Casino Royale es Raúl Rocha Cantú.


Operaba con un amparo

El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal, lamentó los hechos y dijo que la tragedia pudo haberse evitado, luego de que su administración clausuró el centro de apuestas en mayo pasado, debido a irregularidades detectadas en su operación.

Sin embargo, agregó, a finales de ese mismo mes, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo ordenó retirar sellos de clausura, por lo que el Royale siguió en operaciones bajo amparo.



Las indagaciones

De acuerdo con las primeras investigaciones de las autoridades locales y que le han dado vista a la Procuraduría General de la República (PGR), el incendio del inmueble fue por falta de cumplimiento de la cuota establecida por el crimen organizado.

Según versiones, el grupo de sicarios —integrado por entre 13 y 16 personas— incendió el lugar sin que fueran detenidos por guardias de seguridad privada.

Las investigaciones precisan que los sicarios llegaron al Casino Royale en cuatro vehículos, entre ellos un Mini Cooper, una camioneta Suburban y y Atos, de los que descendieron los sicarios. Entraron al inmueble entre seis y ocho de ellos, quedándose en la puerta otro grupo que sirvió de resguardo y protección.

Testigos afirmaron que en el lugar se encontraban alrededor de 100 personas, entre personal del casino y clientes, por lo que al ingresar el comando con galones de combustible se desató el pánico entre la gente que empezó a buscar salidas de emergencia para salvar la vida.

Las versiones precisan que el grupo de sicarios roció con combustible las máquinas de juego y la alfombra del lugar, y que tras prenderle fuego a todo se retiraron del lugar. El hecho, dijeron, fue sincronizado, ya que los presuntos Zetas alcanzaron a rociar la mayoría de las máquinas de apuestas del casino. El lugar, en pocos minutos, quedó envuelto en llamas y humo.

Las autoridades investigan la versión de que los sicarios, tras incendiar el local, cerraron las puertas del negocio para que nadie saliera.

Funcionarios de la PGR precisaron que colaborarán con las autoridades de Nuevo León para encontrar a los culpables, por lo que se inició un acta circunstanciada, ya que se tiene la versión de que los administradores del Casino Royale pagaban una cuota a miembros del cártel del Golfo; sin embargo, la organización delictiva de Los Zetas les exigían una cantidad superior.


Pánico y desesperación

Entre el humo negro que se colaba del edificio del Casino Royale, varias personas salían corriendo. Lloraban por la gente que se quedó tirada en la alfombra sin que ellos pudiera saber si estaban vivas o muertas.

“Adentro reinaba el caos. No se podía ver. Además el humo asfixiaba. Algunos no alcanzaron la salida y se derrumbaban a pocos metros de la puerta”, narraban, entre lamentos, las personas que lograron salvarse.

Otras, ya fuera de peligro, platicaban que escucharon detonaciones y se tiraron al piso. “Minutos después, que parecían interminables, algunos logramos incorporarnos y huir de establecimiento”.

Una mujer describe el infierno que se vivió en el Casino Royale: “muchos clientes quedaron pisoteados cuando se desató la estampida de decenas de personas al tratar de salir por una de las pequeñas puertas de emergencia del inmueble”.

La mujer, de aproximadamente 30 años, había sido dejada en la casa de apuestas unos minutos antes de la tragedia por su esposo para festejar un cumpleaños, relató que muchas personas pudieron huir del fuego por las puertas principales.

Sin embargo, explicó que al aumentar las llamas la mayor parte de los asistentes y empleados no lograron salir y se fueron a la parte posterior para escapar por las puertas de emergencia, que de acuerdo a otros testigos estaban bloqueadas en su mayoría.

La sobreviviente del atentado coincidió que el atentado fue orquestado por un comando que roció combustible en el exterior, en el interior y las máquinas del casino.

“Todos quisimos salir al mismo tiempo, pero muchos empujamos y caímos al suelo”, dijo llorando la mujer.

“Yo sólo escuchaba las explosiones y corrí para salvarme, estaba en la zona de bingo”.


Disputan la plaza a sangre y fuego

El cárteles del Golfo y Los Zetas mantienen una lucha constante por lograr el dominio del estado de Nuevo León, ya que representa uno zona estratégica para la operación del trasiego de droga y actividades ilícitas.

Tras el rompimiento entre las dos organizaciones criminales en febrero del año pasado, los municipios de Nuevo León son disputados por las organizaciones criminales, por lo que mantienen enfrentamientos constantes.

Considerada como una “Zona de Guerra”, por las organizaciones criminales, los enfrentamientos, las ejecuciones, los narco bloqueos, los levantones, las extorsiones y secuestros perpetrados en contra tanto de autoridades locales, como de comerciantes, empresarios y de la sociedad la población civil ha provocado que las familias vivan en esa entidad un permanente estado de sicosis.

Desde marzo del año pasado, las organizaciones delictivas del Golfo y Los Zetas, han realizado acciones de desestabilización social para infundir temor no sólo entre la población, sino a los miembros del grupo contrario.

Las acciones en contra de autoridades y de la población comenzaron con los llamados narcobloqueos, donde las organizaciones criminales comenzaron a despojar de sus vehículos a quienes circulaban por avenidas importantes, incluyendo camiones de pasajeros para bloquear accesos e impedir que el Ejército pudiera detener a miembros del crimen organizado.

Tras esos hechos, comenzaron a registrarse diversos enfrentamientos entre los grupos criminales en disputa y en contra del Ejército, lo que ha provocado entre la población temor, y ha desatado el éxodo de familias de alto nivel económico y empresarios hacia Estados Unidos.

Calderón: fue un acto aberrante de barbarie

El presidente Felipe Calderón manifestó su solidaridad con las víctimas del ataque en el Casino Royale, de Monterrey, Nuevo León, hecho que consideró un aberrante acto de terror y de barbarie.

“Estos repudiables actos nos obligan a todos a perseverar en la lucha contra esas bandas de criminales sin escrúpulos. Todo el apoyo a Nuevo León”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Con profunda consternación expreso mi solidaridad con Nuevo León y con las víctimas de este aberrante acto de terror y de barbarie.”

Por su parte, el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré Romero, señaló que la tragedia no quedará impune y que los responsables pagarán por los actos de barbarie cometidos.

“A la sociedad de Monterrey les reitero que el presidente Calderón, no los dejará solos, que su gobierno, las fuerzas del orden federal seguirán presentes, que nos los abandonarán en su lucha contra los delincuentes”, prometió.

En un mensaje desde Los Pinos, el vocero gubernamental en materia de Seguridad dijo que no sólo es responsabilidad del Ejecutivo combatir al crimen, sino también al Legislativo y al Poder Judicial, así como a los gobiernos locales.

“Es muy urgente que todos hagamos todas las tareas pendientes que tenemos en materia de seguridad desde todas las aristas para poder detener de una vez por todas a estos delincuentes sin escrúpulos”, expresó.

Manifestó que el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, se trasladó a Monterrey para reunirse con el gobernador Rodrigo Medina y establecer acciones de apoyo a los afectados.

A la par, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) condenó el atentado registrado ayer en la tarde en el Casino Royale.

“La Conago reitera su profunda solidaridad con el Gobernador Rodrigo Medina y con el pueblo de Nuevo León”, se expresa en un comunicado.

El presidente en turno de la Conago, Marcelo Ebrard, llamó a trabajar de manera conjunta entre los gobiernos estatales, el federal y políticos de nuestro país para seguir combatiendo a las bandas del crimen organizado.

El PAN también lamentó el ataque ocurrido en el casino Royale de Monterrey, y se solidariza con los familiares de las víctimas que fallecieron en este acto aberrante para la sociedad mexicana.

El gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, se sumó a la condena de los hechos violentos ocurridos en Monterrey.

 

Más detalles:

Declara Calderón tres días de Luto Nacional por violencia en Monterrey

La PGR ofrece 30 mdp por los autores del atentado

Encuentran abandonado el Mini Cooper usado en el atentado

Calderón monta guardia frente al casino atacado en Monterrey




Lo más leído
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Abren Alcohólicos Anónimos región Norte 
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Copa MX
Ajuste salarial sólo ahorraría 182 mdp; recorte para alta burocracia
Sin drenaje, algunas escuelas en municipios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.64
Venta 22.14
€uro
Compra 22.97
Venta 23.47

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad