Tuesday 17 de January de 2017

Tiempo de desintoxicación

     23 Jul 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Las vacaciones sirven para desintoxicarse más que para descansar, sobre todo en un país donde pocas cosas son digeribles y saludables. Durante tres meses hemos sido envenenados por la propaganda política y, por si fuera poco, la histeria postelectoral amenaza con seguir derramando bilis lo que resta del año.
Muchos tratan de refugiarse en lugares alejados del ruido urbano y de la neurosis cotidiana, pero es difícil encontrar un oasis silencioso cuando millones buscan lo mismo. Debemos al partido del niño pseudoecologista que las ciudades mexicanas sean un rosario de desgracias ambientales: contaminación y estruendo.
Mientras los dizque verdes llenan las arcas partidarias, la catastrófica modernidad acaba con los pequeños espacios naturales, inflama los motores de la democracia vehicular, afila los dientes del ruido, otorga poderes plenipotenciarios a los residuos calamitosos y a los bestiales humos negros de la ignominia.
No he visto a un solo niño verde ayudando a las comunidades de Michoacán en las tareas de defensa de los bosques. Ni siquiera les han dispensado un minuto de silencio en el Congreso a aquellos que fueron asesinados por las hordas de talamontes sin escrúpulos.
Los administradores del país no diseñan obras pensando en el bienestar de los votantes que los montaron en la silla del poder. De ahí que no debamos sorprendernos al ver que en algunos tramos de las ciudades no existen aceras para que los transeúntes caminen sin padecer sobresaltos.
Un ejemplo es el paseo Francisco García Salinas, frente al parque Arroyo de la Plata: los genios urbanistas prefirieron adelgazar las banquetas  para que los pobres cochecitos y camiones transitaran con total comodidad.
Claro está que en México quien no tiene vehículo es una persona pobre y, por tanto, marginal respecto del gasto público en materia de obras públicas. ¿Cuándo se ha construido una escuela de primer mundo en una zona deprimida?
Pareciera que lo prioritario es construir monumentales ciudades inteligentes para que las burocracias laboren con comodidad, vamos a todo lujo, pero con los perversos rituales de siempre.
Mas en medio del barullo, aparecen también signos virtuosos, instituciones creadas para colmar necesidades fundamentales de los habitantes, bien planificadas y organizadas. Me refiero al Zig Zag: centro interactivo de ciencias, un buen lugar para que los padres alejen a sus hijos  de los focos cotidianos de intoxicación ecológica y cultural, y los pongan en contacto con el conocimiento científico y el desarrollo tecnológico.
Además, este espacio es pionero en el uso de las energías sostenibles, aportando recursos energéticos para abastecerse a sí mismo y a parte de la zona del entorno. ¡Aproveche este lugar!

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Director de Seguridad Pública de Jerez balea a 4 jóvenes
Secuestran a dos hombres en Guadalupe
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
Aseguran un vehículo robado
Se pone agresivo con Tránsito
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Autoridades estatales inauguraron la presa la Suzaya en el municipio de Pánuco  
Moreno Valle deja la gobernatura para buscar la candidatura a la presidencia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.53
Venta 22.03
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad