Friday 24 de March de 2017

Tolerancia o abdicación

     26 Apr 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Constantemente insisto en la necesidad de mantener una mente y actitud positiva, siempre ha sido la filosofía que rige mi vida y no sólo lo menciono en este espacio, lo digo y aplico en todas las áreas donde me desenvuelvo.
No hay día en que no comente con alumnos, familia, amigos y compañeros, sobre la importancia de ser positivos, señalando que ante cualquier circunstancia tratemos de ver siempre el vaso medio lleno y no medio vacío; exhortándoles a dirigir nuestra energía en hacer las cosas lo mejor posible, en procurar dar lo mejor de nosotros y en hacer siempre el mayor esfuerzo para cumplir con las encomiendas.
A no contaminarnos con los comentarios negativos, las criticas y los desméritos que vierten algunas personas que no comulgan con la idea de ser propositivos, claro está que los seres humanos somos así, complejos, y es imposible pretender que todos compartamos las mismas ideas y actitudes frente a la vida.
Pero como reaccionar y qué actitud tomar ante situaciones que día a día van desmoronando estos argumentos, como encontrar el lado positivo a la constante flagelación al orden que se supone debe permear en una sociedad que se estructura y rige a través de la norma.
Como manejar la desesperanza que generan las imágenes que muestran a ciudadanos actuando al margen de la ley, vandalizando, lesionando y destruyendo bajo el argumento de estar haciendo uso de un derecho; peor aún, como no experimentar desaliento cuando se ha vuelto común que los funcionarios públicos y representantes pongan en duda la legalidad de sus actuaciones.
Definitivamente la situación es delicada, la impotencia, el enojo y sentimiento de vulnerabilidad es ya generalizado, y eso también es asunto de preocupación; que procede hacer ante la apatía de la autoridad para hacer valer la ley; que debe operar cuando la tolerancia se está traduciendo en abdicación.
O bien, que falta por ocurrir para que la autoridad por fin actúe, es clara la flagrante violación a la ley por parte de quienes se dicen maestros y estudiantes, entonces; que espera la autoridad para sancionar a quienes en aras de defender privilegios y no derechos, están colocando en un plano de desigualdad y vulnerabilidad a los demás.
No hay actitud positiva que prevalezca ante una situación de semejante complejidad, no hay día que los medios no den cuenta de algún asunto de violencia, corrupción o chantaje político, visto así, pareciera que nuestro sistema jurídico y político no funciona.
Queda entonces exigir a la autoridad que actúe en consecuencia, que haga valer el Estado de derecho que en los últimos tiempos es violentado de manera sistemática, que realice las acciones oportunas para garantizar los derechos de todos los mexicanos por igual.
La aplicación irrestricta de la ley es el único camino para combatir cualquier tipo de violencia, solo así se evitara que algunos grupos recurran a la violencia como único camino para que se aplique a su conveniencia.

*Docente-investigadora de la UAZ
angelicavelez@live.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.45
Venta 20.95

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad