Friday 20 de January de 2017

Traición a la patria

     31 Aug 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

"Todo fue una muy lamentable confusión: creíamos estar en una carretera de México y en realidad estábamos en el patio trasero de Washington”. Ilustra un cartón del caricaturista  El Fisgón, declarando a un policía federal, ante la PGR (28 de agosto, La Jornada). 

La agresión en contra de dos agentes de la CIA, ocurrida el pasado viernes 24, nos conduce a muchas interrogantes que tienen que ver, no solamente sobre abusos de la Policía Federal, también implica asuntos de soberanía y de comisión de delitos  contra la seguridad de la nación.
Sin que sea mi pretensión defender en lo absoluto las acciones de los policías federales que agredieron a dos agentes de la Agencia Central de Inteligencia, ni minimizar la conducta prepotente y arbitraria que todos conocemos en el actuar de la corporación policiaca; quiero tocar el tema que me parece de fondo o trasfondo sobre los hechos ocurridos.
En duda quedará el por qué de la agresión: ¿simple confusión o hechos encaminados a robar o secuestrar a los ocupantes del vehículo diplomático? ¿Hechos inducidos desde alguna dependencia oficial? Nunca lo sabremos. Acostumbrados como estamos a enterarnos de las tropelías que cometen a diario policías en contra de ciudadanos, pronto olvidaremos el hecho y no se hablará más del tema, en cuanto la embajada estadounidense y la presidencia mexicana ajusten sus acuerdos.
Un hecho más de abuso de autoridad en este país sería sólo para el recuento, pero en el caso no es así. No puede pasar inadvertido el asunto de fondo o trasfondo:
¿Qué hacían, precisamente agentes de la CIA en instalaciones de alta seguridad de la Secretaría de Marina? ¿Por qué eran acompañados por un capitán de esta corporación? ¿Hay injerencia policial, política y militar de Estados Unidos en México, avalada por el desgobierno de Calderón?
El artículo 123 del Código Penal Federal que tipifica el delito de traición a la patria, previene que “se impondrá la pena de prisión de cinco a 40 años y multa hasta de 50 mil pesos al mexicano que cometa traición a la patria en alguna de las formas siguientes:
Fracción siete: Proporcione dolosamente y sin autorización, en tiempos de paz o de guerra, a persona, grupo o gobiernos extranjeros, documentos, instrucciones o datos de establecimientos o de posibles actividades militares”.
Luego, la fracción ocho dice: “Oculte o auxilie a quien cometa actos de espionaje, sabiendo que los realiza”.
El artículo 127 establece una pena de cinco a 20 años al extranjero que cometa el delito de espionaje en tiempo de paz, proporcionando a grupos o gobiernos extranjeros información, instrucciones o consejos.
Los tipos penales, contenidos en las fracciones siete y ocho se ajustan a las conductas desplegadas por el capitán de marina y los del 127 por los extranjeros, miembros de la CIA. El primero por proporcionar datos de un establecimiento militar. El cuartel de la marina donde se ubica además un campo de tiro en el cerro del capulín y, los segundos por realizar actos de espionaje con conocimiento de que los realizan.
Ambos ilícitos se contemplan dentro del capítulo de seguridad nacional, que se refiere, según el Diccionario Jurídico Mexicano de la UNAM; a “todos aquellos programas, medidas e instrumentos que cierto Estado adopta para defender a sus órganos supremos”
Si hablamos de estrategias básicas en tratándose de seguridad nacional; según Mario Santos Caamal, son tres las fundamentales: El Plan de Defensa Nacional, que debe tener capacidad de respuesta para las amenazas culturales, políticas, económicas, sociales y militares; el de Protección Nacional, con capacidad para salvaguardar los valores, los bienes nacionales y los recursos nacionales, especialmente los estratégicos; y el de Estabilidad Nacional que proporciona la armonía y el equilibrio necesarios, tanto interna como externamente, para crear el clima adecuado para el desarrollo del Estado nacional. ("La Seguridad Nacional en México". Ediciones UAM).
Inexplicablemente los medios de comunicación en su mayoría, ubicaron sus notas en los policías federales agresores, considerando al elemento de la marina y a los agentes de la CIA solamente como víctimas. Felipe Calderón hasta pidió disculpas al embajador estadounidense Anthony Wayne. “Es un acto inadmisible” dijo.
Marisela Morales, procuradora general de la República, inconmovible como siempre, informó que los agentes estadounidenses no fueron declarados y están en Estados Unidos. Al fin hay buena relación y confianza para que declaren cuando se requiera, presumió.
En tanto, queda en incógnita  lo que hará el Senado y la Cámara de Diputados sobre el caso: ¿pedirán castigo a los policías y darán sus disculpas a la embajada de Estados Unidos? ¿O exigirán, como se debe, una investigación de fondo que incluya policías, marino, agentes de la CIA y coautores y encubridores?

*Profesor universitario




Lo más leído
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Rescatan a 10 tras avalancha en Italia, dos de ellos niños 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad