Thursday 19 de January de 2017

Transparencia política, urgente antídoto de arbitrariedad

     26 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Y a dedicar la columna que generosamente me brinda el Imagen, a un tema ajeno a mis reiterados reproches sobre el desastre de los centros históricos zacatecanos. Y a la exposición de cada muestra de esperpentos que brotan en nuestros escasos pedazos de ciudades patrimonio de la humanidad.
La UNESCO parece, se dedica a la observación del cosmos a través de la nave “Curiosity”, porque no se siente su labor de intervención en los sitios históricos, al menos, en: “Zacatexas” (sic), como se le llamará pronto, por ese auge “transformador” de lo poco que merece conservar su original belleza pretérita.
El tema que abordo hoy es el de la causa de la transparencia y el acceso a la información en el que he participado desde hace 10 años, al formar parte del Grupo Oaxaca, que redactó el borrador de iniciativa legislativa que luego se transformó en la Ley Federal de Transparencia.
La causa de la transparencia, es una de las vías democratizadoras y en México avanza en diversas velocidades: la Federación y los Estados, algunos pioneros, otros rezagados otros reservones y otros simuladores y repelentes a poner la gestión pública a la altura de la mirada ciudadana.
En antesala de una ambiciosa reforma constitucional que transformará al IFAI en órgano constitucional autónomo, fue clausurada la 9 Edición de la Semana Nacional de la Transparencia.
Participé en uno de los paneles y me encontré con paisanos que iban a representar al Gobierno del Estado de Zacatecas, concretamente a Uriel Márquez Cristerna, hijo de Don Uriel Márquez Valerio (un libre pensador, erudito, un político profesional -tan escasos en nuestros tiempos), también vi de lejos a los comisionados del Instituto de Transparencia.
Regresando al evento del IFAI, hubo momentos significativos, instantes que arrancaron aplausos y formaron nudos en la garganta, de pie y en sonora ovación el auditorio se conmovió al ver llegar al senador Alonso Lujambio.
El excomisionado presidente del IFAI, acudió a recibir la medalla, que por decisión de los comisionados le fue impuesta por la presidenta de ese instituto, Jacqueline Peschard, su amiga y compañera cuando ambos eran Consejeros del IFE, en aquél otro gran periodo de la democratización nacional.
La escena hizo que los presentes experimentaran una indescriptible sensación de alegría cívica y a la vez de admiración humana, por las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento de Alonso Lujambio y al reto que recibió Jacqueline Peschard, el cual se ampliará, de cuajar la reforma aludida.
Lujambio, en 2007, impulsó con tenacidad la Reforma Constitucional del Artículo 6, la última que ha sido aprobada por unanimidad, con un intenso cabildeo que más que vencer, logró convencer a los escépticos.
No quiso se incluyera en esa reforma la cuestión de la autonomía constitucional del IFAI, sabía que no había condiciones y eso contaminaría la hazaña, contó con grandes operadores, y un gran vínculo con el CIDE y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, así como con los integrantes del Grupo Oaxaca.
Sin embargo, por los enconos parlamentarios de 2008 a la fecha, el Congreso mandó a la congeladora la reforma integral de la LFTAIPG, que debió efectuar en ese año.
Zacatecas ha contado con personalidades locales al frente del organismo de transparencia, personas respetables, interesadas en hacer un gran esfuerzo por la causa, pero no pocas veces ese organismo ha tropezado con la barrera del despotismo del gobierno.
El nuevo gobierno, ahora premia con su respaldo y las celebraciones de obras necias a ciertos políticos que en el pasado inmediato eran los brazos y los pies de la emperatriz de la incertidumbre, el tapete por donde pisaba la soberana de la oscuridad gubernativa.
Por eso la gente se confunde y se asquea de la política. Un día se aman y otro día se odian, pero son esencialmente idénticos, cómo los árboles de que habla Serrat “se permutan -de copa a copa- hojarascas e insectos”.
No soportan que los organismos independientes especializados; la prensa y/o los activistas, les indiquen adoptar cuidados especiales o que detengan sus caprichos y obren conforme a la legalidad, o dentro de los cánones de los principios de la ética o la estética (histórica), según la misión de cada cual. Sin embargo, al igual burlan a la Junta de Monumentos, al organismo de Transparencia y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos.
En todos los tiempos, los políticos han merecido un relativo repudio social por su conducta voluble, y los de estos lares, son especialistas en destruir y expoliar los tesoros naturales y artificiales que corresponden a la humanidad. Y qué más da, si el mundo algún día se acabará.

*Twitter@javier_f_acuna




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.92
Venta 22.42
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad