Tuesday 24 de January de 2017

Turismo deportivo

     24 Mar 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Imagina 32 años de historia, más de 3 mil participantes con al menos un acompañante, una estancia mínima de tres noches en la ciudad y,  un recorrido por el estadio olímpico, el río Amstel, el museo marítimo, el Rijksmuseum y un inolvidable paseo otoñal por el Voldenpark.
Estos factores se mezclan en un evento deportivo, uno de los 10 principales en el mundo, el Maratón de Ámsterdam. No sólo es la actividad por sí misma, sino el entorno que logra desenvolver un evento de esta magnitud, personas en restaurantes, museos, atractivos, consumo en tiendas, etcétera.
Demos la vuelta ahora por un recorrido por el parlamento alemán, el domo de la ciudad, los museos más importantes y por la puerta de Brandemburgo. Por supuesto hablo de otro maratón, el de Berlín, aquí con un poco más de participantes, pero la misma tónica, además de que es un honor para ellos estar en la “cena de la pasta”, evento previo al evento que provee de calorías a los presentes.
Debo mencionar también un número significativo de competidores en medios maratones y pruebas de personas con capacidades diferentes, varios miles de personas con sus familias para un evento deportivo.
Ciudades como Boston, Chicago, Estocolmo, Honolulu, Londres, Nueva York, París y Rotterdam -y por supuesto las antes mencionadas-  se disputan la supremacía de ser el mejor de entre estos “10 más importantes maratones del mundo”.
Como dato adicional, menciono que la inscripción para participar en cualquiera de estos eventos se tiene que hacer con un año de anticipación.
Aterrizando en nuestro país,  tenemos al menos tres muy bien logrados maratones;  el de la Ciudad de México es uno de ellas, que hace su recorrido por una de las avenidas más bellas de mundo, el Paseo de La Reforma.
También está el maratón de la Comarca Lagunera y del puerto de Mazatlán, que recorre el tradicional malecón.
Todos estos eventos se manejan con una excelente organización y por supuesto logran su cometido turístico con la derrama que dejan en las ciudades.
Como siempre,  me gusta tomar esta clase de ejemplos para darles un enfoque en mi estado. Si bien no hay los recursos para organizar un evento de esta magnitud, por qué no pensar en disciplinas deportivas más fáciles  que pueden dar trabajo a los municipios que no tienen una vocación turística, pero sí una fuerte vocación deportiva.
Actualmente a Fresnillo se le denomina la “Catedral nacional del motocross” por el evento ferial de motos, mismo que concentra a los mejores  pilotos de todas las asociaciones nacionales en la disciplina y,  como extra, la presencia de pilotos internacionales hacen del mismo un evento de primer nivel.
En total se tiene un lleno en los hoteles por cuatro noches por la presencia de más de 400 participantes de todas las categorías.  
Podría hablar también del esfuerzo del organizador del Triatlón de la Plata, que en pocos años lo ha convertido en uno de los eventos más cotizados para su participación deportiva a nivel nacional, con triatlonistas de toda la República; el número de participantes supera los 500.
Así como estos eventos, nuestro estado puede promover ser sede de olimpiadas juveniles, concursos deportivos, convivencias entre escuelas, etcétera, y  repartirlos en los municipios más importantes con vocación deportiva.
El beneficio, fuera de lo económico, que es lo que se busca,  sería el estar reparando y dejando a la altura los recintos para el deporte en los municipios y así promover diversas disciplinas casi olvidadas.
¿Cuál es el problema? La zona de confort en la cual trabaja actualmente el Incufidez le prohíbe simplemente pensar en mandar eventos fuera de la capital. Hemos sabido de la presencia de deportistas de diferentes disciplinas y edades, pero como siempre, sólo en la ciudad de Zacatecas.
Ojalá recapaciten y piensen en los beneficios que nos traen a los municipios, como lo mencioné anteriormente, no sólo en lo económico, sino en lo deportivo.
También por otro lado, la falta de apoyo y recursos en eventos como los que se realizan en Fresnillo, sin necesidad de su intervención directa, hacen que el calvario de los promotores comience al momento de pagar las facturas. Siempre al  acabarse los eventos las cuentas se tienen que liquidar y los dineros llegan medio año después.
Para terminar, espero que nuestras autoridades deportivas recapaciten y sepan el beneficio que pueden dar a todo un estado con tan sólo dos acciones, voluntad y hacer bien su trabajo.
 

*Presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Zacatecas (Amhmzac)
rmunozc1970@hotmail.?com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad