Sunday 22 de January de 2017

Último esfuerzo para el desarrollo de un público lector

Arterias

     19 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
El proyecto México Lee busca impulsar un país de lectores. (Foto: Imagen)
El proyecto México Lee busca impulsar un país de lectores. (Foto: Imagen)

Con gran beneplácito nos enteramos del último y tenaz esfuerzo que hace la presente administración del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) para impulsar un país de lectores por medio de un ambicioso proyecto de renovación llamado México Lee.
La promoción de la lectura dentro de las políticas culturales siempre resulta un tema confuso, incierto y ambiguo debido a su falta de direccionalidad artística y educacional además de sus desdibujadas responsabilidades en los niveles gubernamentales que dan como resultado acciones poco exitosas para un país de pocos lectores.
Ante esta situación el panorama se antoja desconsolador y poco favorable para el desarrollo y formación de un público que guste de la lectura. Cualquier política al respecto siempre es recibida con entusiasmo y esta vez parece ser un programa exitoso, de gran alcance y renovador.
México Lee y su programa de selección y adquisición de acervo se perfila como el más importante estímulo al desarrollo de la lectura en la última década. Pues si bien antes la política al fomento de la lectura había sido la proximidad y accesibilidad al libro en diferentes formas (nuevas bibliotecas, especialización, salas de lectura, paralibros) el día de hoy se apuesta por el mantenimiento vivaz de estos espacios y la urgente y necesaria renovación de las colecciones.
Es de esta forma que se garantizará una oferta más contemporánea y moderna de los títulos de las bibliotecas que muchas veces superan los 20 años sin ninguna actualización en ninguna de las áreas.
Otro elemento muy aplaudible y obligatorio la divulgación del talento mexicano pues la gran mayoría de los nuevos libros contendrán a las mejores plumas que ha dado México.
Los más de 300 nuevos títulos incluyen autores “clásicos” como Juan Rulfo, Octavio Paz, Ramón López Velarde, Sor Juana Inés de la Cruz, Jaime Sabines, Juan José Arreola en nuevas ediciones, audiolibros y algunos en braille.
Lo interesante es que se introducen bestsellers con la complejidad e impacto que ofrece Xavier Velasco, la cotidianeidad del lenguaje hecha historia de Elmer Mendoza, la narrativa sigilosa de Juan Villoro, la aguerrida feminidad de Ángeles Mastretta, la lucidez del gran Carlos Fuentes y más autores del momento como Jorge Volpi, Elena Poniatowska y Alberto Chimal, etc.
No sólo literatura mexicana tendrá lugar en las nuevas series de las bibliotecas públicas sino que se conjugarán con grandes joyas universales como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y el siempre atinado Jorge Luis Borges.
Sin duda alguna una política cultural que vale la pena elogiar por su alcance y por saldar esa deuda con la modernización, ahora queda en el aire y es responsabilidad de toda la administración pública la atracción de lectores y hacer del libro un elemento más de la canasta básica.
 

Twitter: @mantramexicano




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad