Sunday 22 de January de 2017

Un deseo para el 2012

     30 Dec 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Está por finalizar el año y podríamos hacer un recuento de lo acontecido durante éste, pero no quiero entristecerme en esta significativa época, claro que vivimos muchas cosas buenas, pero lamentablemente prevalecieron las noticias negativas en los medios de comunicación, la violencia en la mayor parte del mundo, los desatinos de los políticos y en muchos casos el desdén de la sociedad para modificar la realidad de la que formamos parte.
Pensé en hacer una lista de propósitos para el año que está por comenzar, y todos mis buenos deseos giraron en torno a uno solo: un México mejor, porque si se cumple ese solo deseo, en cascada se verían cristalizados todos los buenos propósitos y anhelos de  cada ciudadano.
Un México mejor es factible, solo depende de que por un lado los gobernantes despeñen a cabalidad su función; pero también es necesario que la ciudadanía haga lo que le corresponde; generalmente delegamos la responsabilidad de nuestro destino en los políticos, claro está que ellos desempeñan un papel fundamental, o debieran desempeñarlo, pero el bienestar y la prosperidad de una nación depende también del empuje de su ciudadanía, gobernantes capaces y una sociedad exitosa y comprometida es la fórmula para sacar adelante a un país.
En principio debemos dejar de ser un país que solo observa como otros evolucionan, un país que se aferra a su pasado y que teme generar cambios estructurales que le permitan resolver sus problemas de fondo; debemos comenzar por aceptar que durante muchos años hemos permanecido inmóviles, posponiendo siempre las decisiones importantes que pudieran garantizar su desarrollo.
Esa falta de decisión y determinación de autoridades y sociedad, han provocado un país con pésimos resultados en los temas centrales para el progreso de su población: educación de mala calidad, crisis en materia de empleo y seguridad, ineficaces políticas de combate a la pobreza, etc., situaciones que ponen a México en una situación de rezago frente a otros países.
Al final, termine trayendo a cuenta situaciones negativas que desmotivan un poco, sin embargo cada inicio de año trae consigo una nueva esperanza y yo deseo que en 2012 comencemos a ver la cristalización del México que todos anhelamos.
Por ello este próximo año tomemos decisiones valientes para avanzar, no aceptemos bajo ninguna circunstancia discursos plagados de promesas que jamás se materializan, dejemos de ser una sociedad mediocre que escucha y acepta a políticos mediocres; comencemos a ser una sociedad que exige racionalidad en las propuestas y estrategias verdaderamente dirigidas a sacar a nuestro país del pantano en el que cómodamente lo  han  instalado.
Con los deseos de que el próximo año comencemos a construir un México mejor, feliz 2012.

*Docente Investigadora de la UAZ




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad