Thursday 23 de March de 2017

Un ombudsman pasivo

Justo cuando defensorías de derechos humanos de otras entidades hablan con mayor fuerza y frecuencia, la de Zacatecas calla.

     6 Jul 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

    Referencias

El pasado 1 de julio el ombudsman zacatecano, Arnulfo Joel Correa Chacón, rindió su primer informe de actividades, con un documento que detalladamente da cuenta de las acciones desarrolladas desde la fecha en la que asumió el cargo.
A diferencia de los actos de rendición de cuentas de sus antecesores, el de Correa Chacón se caracterizó por un notable desinterés social, seguramente porque bajo su directriz la Comisión Estatal de Derechos Humanos perdió el protagonismo mediático que acertadamente fue cultivado por anteriores presidentes.
La CEDH actualmente es un organismo que de ser activo, pasó a ser reactivo, a pesar de que cada día los agravios que impactan a los zacatecanos exigen mayor acción de quienes deben velar por los derechos humanos.
Por el evidente tono de satisfacción que prevalece en el informe anual -aun cuando señala algunas carencias institucionales y financieras- podríase suponer que el funcionario no cambiará el rumbo hasta ahora seguido, que convierte a la CEDH en un organismo burocratizado hasta la mediocridad.
Justo cuando defensorías de derechos humanos de otras entidades hablan con mayor fuerza y frecuencia, la de Zacatecas calla.
En su informe, Correa Chacón señala que de las 566 quejas recibidas 160 fueron contra policías municipales y 98 contra actos de la Procuraduría General de Justicia, lo cual revela que en el ámbito de la impartición de justicia, de la prevención y del delito, subsisten abundantes anomalías perjudiciales a los ciudadanos.
Las 160 quejas contra policías municipales indican que los derechos humanos todavía no son consustanciales al trabajo de los responsables de vigilar calles y mantener el orden. Sólo esta anomalía sería suficiente para que Arnulfo Joel Correa constantemente reprochara por sus omisiones a las autoridades policiacas y a los propios agentes, y exhortara a moderar conductas y mejorar procedimientos de vigilancia y detención.
Cierto es que capacitaciones, pláticas con miembros de las corporaciones policiacas no han faltado, pero 160 quejas contra agentes municipales muestran que ni ellos ni sus jefes han sido convencidos de ser más respetuosos de los derechos de los ciudadanos.
En la tarea de divulgación de las benignidades del respeto a los derechos humanos, como lo reconoce el mismo ombudsman, los medios de comunicación son indispensables, al grado de que sin su participación las defensorías no podrían desarrollar su trabajo.
Hay que ver cómo destacados defensores continuamente están presentes en los medios de comunicación, informando, protestando, alertando contra los abusos y exigiendo justicia, tal como la actual descomposición social -a la cual Zacatecas no es ajena- lo precisa.
Muy digna de encomio es la actitud del obispo Jesús Carlos Cabrero Romero, quien permanentemente utiliza los medios de comunicación para denunciar no solo situaciones de injusticia social, sino atropellos de autoridades. Ojalá el ombudsman siga ese ejemplo.

*Periodista




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Visita al doctor
Celebra Grupo Editorial Zacatecas 20 años, con el lanzamiento de 'Imagen Plus'
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Edificarán más de 3 mil viviendas
Ven la inseguridad ya como algo cotidiano   
Pide el IZAI a los municipios actualizar sus portales
Inauguran talleres de guitarra y liderazg
Rinden protesta los integrantes del Comité de Protección Civil 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.99
Venta 19.49
€uro
Compra 20.51
Venta 21.01

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad